¿Es el coche autónomo la solución para Uber? Un pedido de 500.000 vehículos dice que sí

Uber lleva tiempo buscando relanzar su negocio en todo el mundo a la vez que sortea los problemas legales que han llevado a la justicia a prohibir su actividad en países como España donde el gremio de taxistas ha cargado contra el nuevo concepto de transporte de viajeros de la compañía americana. Ahora, desde Uber quieren ir un paso más allá gracias a los coches autónomos y estaría dispuesta a comprar las primeras 500.000 unidades que fabrique la compañía Tesla. ¿Será la solución a sus problemas legales?

Uber lleva tiempo coqueteando con la tecnología de los vehículos autónomos para convertir su modelo actual de conductores colaboradores a otro en el que se prescindan de personas a la hora de recoger y trasladar a viajeros de un punto de la ciudad a otro. La empresa lleva tiempo siendo criticado por los taxistas profesionales de medio mundo, ya que en el otro medio su actividad ha sido perseguida hasta el punto de prohibirse su aplicación Uber Pop en países como España o Francia.

Pero Travis Kalanick, presidente de la compañía tiene entre ceja y ceja el progreso de su empresa y eso parece que pasa por la adopción de un modelo de negocio basado en coches inteligentes capaces de seguir una ruta de manera autónoma sin la necesidad de contar con un conductor. Esta idea del taxi del futuro ha sido trasladada en multitud de ocasiones a la gran pantalla pero poco a poco esa visión comienza a tocarse con las yemas de los dedos y hoy en día los primeros coches autónomos son una realidad.

apertura-uber

Uber piensa en Tesla como proveedor

Tal y como ha dado a conocer un cosejero de Tesla, el propio Kalanick estaría dispuesto a adquirir los primeros 500.000 coches autónomos que la empresa Tesla tiene planeado fabricara para el año 2020. Un horizonte de 5 años en el que el respaldo de Uber también puee ser clave para el motorista de vehículos eléctricos que al igual que otras marcas, ya ha hecho sus “pinitos” en el sector del coche autónomo.

Se había especulado con una unión de Uber y Google para apostar por este mercado pero finalmente Tesla podría ser el compañero de viaje para Uber. La empresa de transporte de viajeros juega fuerte ya que a los problemas legales que hoy en día provoca la carencia de licencias de actividad para sus conductores, podrían ser sustituidos por las restricciones de la circulación de coches autónomos, unas leyes que hoy en día son apenas embrionarias.

¿Pensáis que Uber alzará el vuelo gracias al coche autónomo?