Los instaladores creen que será imposible resintonizar la TDT de todos los hogares a tiempo

Tras el «apagón analógico» del pasado año 2010, la televisión se enfrenta a uno de los cambios más importantes. El despliegue definitivo de las redes móviles de última generación -4G LTE- implica la liberación de una de las bandas y la resintonización de 10 millones de hogares que ya utilizan TDT. Las empresas dedicadas avisan de que no dará tiempo.

El dial actual se modificará para dar cabida al 4G LTE entre los 790 y 862 MHz, que actualmente está siendo utilizado para la emisión de contenidos de televisión e inevitablemente tendrá que cubrir otras frecuencias del espectro. El «Dividendo digital», con el cual España cumplirá después de un largo retraso -3 años-, provocará que los usuarios tengan que modificar la «sintonización» de sus sistemas de recepción y decodificación de la señal de TDT o, de lo contrario, en enero de 2015 dejarán de poder visualizar contenidos de televisión a través de este sistema. Durante este plazo, que supera en poco los tres meses y medio, se modificarán las frecuencias de centralitas, se instalarán filtros y se realizarán ciertos cambios sobre los módulos, todo ello con ciertas diferencias entre unas y otras instalaciones.

Según ha señalado la Asociación Andaluza de Empresas Instaladoras de Telecomunicaciones -FAITEL-, es imposible cubrir las necesidades derivadas de las modificaciones sobre la TDT en el plazo establecido y con los trabajadores actualmente dedicados. No obstante, si se había considerado en algún momento que esta situación podría generar nuevos empleos temporales, tampoco es factible. Y es que, según han señalado, el tiempo disponible para hacer el cambio es el necesario para la formación de un trabajador cualificado en estas funciones.

cuerpo-tdt

Resintonizar la TDT costará más de 25 euros por usuario

Dado que las necesidades de cada instalación serán diferentes, tanto FACUA como FAITEL se han apresurado a asegurar que ninguna estimación realizada hasta el momento podrá cumplir con la realidad de la «resintonización de la TDT«. Aunque ya han señalado que el gasto medio aproximado sería de 25 euros por usuario, no serán sino las condiciones particulares las que determinen el coste real derivado de las modificaciones que van a realizarse.

Mientras tanto, los usuarios siguen a la espera de poder comenzar a realizar las modificaciones y, en algunos casos, se desconoce por completo qué es, en realidad, lo que se va a modificar y si se podrá cumplir con los plazos. La realidad de estas modificaciones es que el coste será asumido por los ciudadanos -usuarios- y los riesgos pasan por la posible mala adaptación, la más que probable falta de capacidad para cumplir con los plazos y, por lo tanto, ¿qué es lo que puede ocurrir? Básicamente, es una realidad que no se podrá cumplir con el plazo marcado según la fuerza de trabajo actual, luego es altamente probable que surja un «mercado negro» de instaladores que, ¿qué podrían causar? En primer lugar, problemas técnicos particulares y, en segundo lugar, una solapación de servicios que no permita el correcto funcionamiento de la TDT y, evidentemente, de las redes móviles 4G.