Movistar y Vodafone podrían ser multados con hasta 300.000 por facturas irregulares

FACUA ha denunciado ante la Agencia Española de Protección de Datos prácticas irregulares e ilegítimas de Movistar y Vodafone al haber dado de alta dos líneas en nombre de un usuario sin que este supiera nada y realizar cargos por un valor de casi 1.400 euros.

Movistar y Vodafone podrían ser sancionadas con multas de hasta 300.000 euros por un tratamiento irregular e ilegítimo de los datos de un usuario afectado por el alta fraudulenta de líneas de teléfono a su nombre y el cargo de varias facturas que supusieron una cantidad de más de 1.300 euros. FACUA hizo una reclamación en la que pedía la anulación de varias facturas cargadas al afectado Albert C.C. de Barcelona, y aunque las dos compañías acabaron anulando dichas facturas, la organización ha denunciado los hechos ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) por el tratamiento irregular e ilegítimo de los datos del afectado, ya que éste no había contratado ningún servicio ni ningún producto.

Albert C.C. empezó a recibir varios cargos de Movistar y Vodafone de líneas que él no había contratado. En noviembre de 2012 comenzó recibiendo el cargo de 21,85 euros de Vodafone y, pocos días después, 488,15 euros de Movistar. Continuó recibiendo cargos hasta enero de 2013, lo que supuso un importe total de 1386,71 euros, de los cuales casi 90 euros correspondieron a Vodafone y 1.300,85 euros a Movistar. Este usuario solicitó a las compañías una copia de los contratos que se habían realizado con su nombre, DNI y número de cuenta, pero ninguna de ellas accedió. Después de muchas llamadas y mucho tiempo de espera con los servicios de atención al cliente de las operadoras, el usuario contactó con FACUA para que le ayudaran. “Llamé muchas veces y llegué a creer que era imposible, un auténtico show hablar con distintas operadoras de Movistar y Vodafone cuando yo no había contratado nada”.

facua-logo

FACUA también solicitó los contratos y las facturas emitidas, pero ambas compañías se volvieron a negar a mostrar el material. Debido a esto, la organización solicitó la desvinculación del usuario de la contratación fraudulenta de las líneas fijas. En su reclamación, la organización recordó que, tal y como se fija en el artículo 89 del Real Decreto 1/2007, de 16 de noviembre (texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios), “la imposición al consumidor y usuario de bienes y servicios complementarios o accesorios no solicitados” es una cláusula abusiva. Además, FACUA insiste en que las empresas están obligadas a facilitar copia de los contratos y también de las facturas, tal y como se establece en el artículo 63 del mismo texto legal.

Aunque, finalmente, las operadoras han anulado los cargos realizados de forma indebida, la organización ha denunciado también la situación ante la AEPD y espera que esta Agencia sancione a ambas compañías debido a las irregularidades cometidas tal y como señala la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal en su artículo 44.3.b, donde se refleja que los hechos ocurridos son una infracción grave, por lo que las multas pueden ser de 40.001 euros hasta 300.000 euros.