A la venta el primer móvil para invidentes gracias a la impresión 3D

A la venta el primer móvil para invidentes gracias a la impresión 3D

Jorge Calderón

La impresión 3D de todo tipo está cobrando una gran importancia y se postula como una opción de futuro para la fabricación de productos. En esta ocasión, una empresa británica ha aprovechado esta tecnología para crear y lanzar al mercado el primer teléfono móvil para discapacitados visuales.

OwnFone es la empresa británica que ha desarrollado y creado el primer teléfono móvil para invidentes que sale a la venta. Para su fabricación han utilizado la tecnología de impresión 3D que tan popular se está volviendo gracias a que permite crear infinidad de objetos con una relación calidad-coste muy buena. Este teléfono móvil no es el primero que está diseñado para las personas con deficiencias visuales, pero como dice Tom Sunderland, inventor del nuevo OwnFone, “sí es el primero que ha salido a la venta”.

La impresión 3D, rápida y rentable

Este dispositivo tiene la posibilidad de personalizar su parte frontal, de tal forma que se pueden crear contactos específicos transcritos al lenguaje braille. Además, para aquellas personas con deficiencias visuales o ancianos que tienen dificultades para leer, pero que no saben braille, la empresa, gracias a la tecnología de impresión 3D, incluye texturas y botones guía que permiten a dichos usuarios manejar perfectamente el teléfono. Sunderland destaca la importancia de la impresión 3D y afirma que “proporciona una manera rápida y rentable para crear botones personalizados en braille”. En la página web de OwnFone se puede personalizar directamente el teléfono, a la hora de comprarlo, seleccionando el color, formato, número de contactos e identificación de los mismos. El inventor señala que “el teléfono se puede personalizar con dos o cuatro botones en braille que están preprogramados para llamar a amigos, familiares, cuidadores o servicios de emergencia”.

ownfone-3

Campaña en Kickstarter para lanzarlo internacionalmente

Este nuevo dispositivo tiene un precio de 60 libras, lo que al cambio son unos 74 euros aproximadamente, y de momento solo está en venta en el Reino Unido, aunque Sunderland afirma que tienen entre sus planes lanzar una campaña en Kickstarter para que su comercialización internacional sea posible. A pesar de su precio, este nuevo dispositivo es el más caro lanzado por la empresa, ya que en 2012 crearon uno de los primeros teléfonos móviles fabricados parcialmente con impresoras 3D, y el pasado año lanzaron uno creado específicamente para niños de entre cuatro y nuevo años.

impresoras-3d-negocios

El futuro y la impresión 3D

La revolución de la impresión 3D no ha hecho más que comenzar y estamos viendo que cada vez más se crean objetos mediante esta tecnología que hace años, meses o días creíamos que sería imposible. Si hace poco tiempo esta tecnología tan solo era capaz de crear objetos pequeños, ahora se piensa a lo grande y hasta se pueden construir casas, por ejemplo. Algo fascinante es que esta tecnología permite fabricar objetos sin necesidad de transportarlos físicamente, lo que hace que se puedan ahorrar unos cuantos costes, pero sin duda algo muy importante es la cantidad de posibilidades que ofrece, ya no solo por la creación de un teléfono móvil que puede ayudar a gente con problemas como el que comentamos en este artículo, sino por sus posibilidades en la medicina. Con la impresión 3D se está investigando en la creación de células madre embrionarias, por lo que es seguro que en un futuro próximo se puedan crear tejidos para trasplantes o para cualquier otra aplicación, lo que sin duda era inimaginable no hace mucho tiempo.