SIM tipos, formatos y compatibilidad con 5G

SIM tipos, formatos y compatibilidad con 5G

Claudio Valero

Seguro que siempre llevas una en el bolsillo, pero ¿sabes exactamente qué es una tarjeta SIM? A lo largo de este artículo intentaremos aclarar esto, además de explicar cómo funciona este tipo de tecnología y los motivos por los que son imprescindibles a día de hoy en sus diferentes formatos.

Como decía, es casi seguro que llevas una tarjeta SIM en tu bolsillo todos los días. Me refiero, claro, a la que “vive” en el interior de tu teléfono móvil y que te la proporcionó tu operador de telefonía móvil al contratar sus servicios.

En la actualidad estas tarjetas están disponibles en varios tamaños. Además, también se pueden encontrar en versiones físicas, que por el momento sigue siendo la opción más habitual o en versión digital, denominada eSIM, que está entrando en el mercado con tímidos pasos.

 

¿Qué es una tarjeta SIM?

¿Qué es una SIM?

SIM es el acrónimo de Módulo de Identificación de Abonado (Subscriber Identity Module en inglés). Se trata de un chip integrado en una tarjeta de plástico que guarda de forma segura la clave de servicio del usuario para identificarse ante la red móvil de un operador de telefonía.

Gracias a estas tarjetas, las redes de los operadores pueden identificar a cada usuario y permitirle acceder a su número de teléfono y todos los servicios que tenga contratados. Estas tarjetas también guardan el ICC ID (Internacional Circuit Card), un número de 19 dígitos único para cada tarjeta SIM y que las identifica a nivel mundial.

Además, la posibilidad de introducirla en cualquier móvil o dispositivo compatible hace que, aunque el usuario cambie de terminal pueda seguir accediendo a la red con normalidad y sin necesidad de solicitar algún tipo de gestión al operador.

Las tarjetas SIM han ido evolucionando con el paso del tiempo. Han reducido su tamaño físico y también añadido cada vez tecnologías más avanzadas. Especialmente nuevos métodos de encriptación y medidas de seguridad para hacer que sea mucho más complejo clonar una tarjeta de forma fraudulenta para así mantener a salvo las comunicaciones de los usuarios y también su identidad.

La capacidad de almacenamiento de una tarjeta SIM puede ir desde 2 Kb hasta 1 GB, pero las que se suelen usar están entre 16 y 32 Kb. Existen algunas tarjetas SIM que tienen aplicaciones adicionales para poder instalar en los teléfonos y estas suelen ser de 512 Kb. si llegase un momento en el que nuestras tarjetas esté llena, aunque hora es mucho más conveniente gus radar los contactos en una cuenta del teléfono, debemos hablar con nuestro operador para que nos la cambie por otra que tenga mayor capacidad, aunque habrá en algunos casos os cobraran por este servicio.

En una tarjeta SIM almacena el número de Identidad Internacional del Suscriptor Móvil, lo que se conoce como IMSI (International Mobile Subscriber Identity). También la llave de autentificación que sirve para identificar al usuario de la línea. Aparte de esto la SIM va a tener los contactos que nosotros vayamos guardan, cuyo límite dependerá de que tipo de tarjeta teneos Adicionalmente también se podrán guardar los mensajes de texto que vamos recibiendo en nuestro smartphone. Hablamos de SMS, nada que ver con aplicaciones de mensajería.

 

Tipos de tarjeta SIM

El tamaño de las tarjetas SIM ha ido cambiando con el tiempo e incluso en las versiones más recientes de la tecnología han desaparecido las tarjetas físicas para dar paso a las versiones digitales integradas en el interior de los dispositivos.

El principal motivo de esta reducción de tamaño y futura desaparición, seguramente total, es permitir a los fabricantes de smartphones hacer dispositivos cada vez más delgados. Gracias a su miniaturización, la tarjeta ocupa menos en el interior del teléfono y lo mismo ocurre con el resto de los componentes necesarios para que el dispositivo la pueda utilizar: la bandeja de la SIM y el sistema de lectura.

Estas son las diferentes versiones de tarjeta SIM:

Tarjeta SIMLargoAnchoEspesor
MiniSIM25 mm15 mm0,76 mm
MicroSIM15 mm12 mm0,76 mm
NanoSIM12,30 mm8,80 mm0,67 mm
eSIM6 mm5 mm

En la tabla puedes ver las diferentes versiones de tarjeta SIM existentes, partiendo de la MiniSIM que fue la versión más utilizada durante un montón de años, hasta que se empezaron a dar saltos cada pocos años hasta llegar al día de hoy donde la versión más utilizada es la NanoSIM.

En la actualidad la mayoría de los operadores proporciona a sus clientes una SIM que es compatible con todos los tamaños disponibles. El plástico de estas tarjetas viene precortado en diferentes tamaños y solo debes retirar las partes que no necesita tu dispositivo y quedarte con el tamaño correcto. El chip es idéntico en todas las versiones.

Tarjeta SIM

Quizá te llame la atención que la tarjeta eSIM tenga unas medidas determinadas. Esto es debido a que, aunque no existe una tarjeta que podamos cambiar de dispositivo, los equipos que integran la tecnología eSIM sí deben llevar un chip físico en su interior. Generalmente este chip está soldado directamente en la placa base o en algún otro componente del smartphone, tablet o dispositivo en el que esté integrada.

Por el momento pocos fabricantes han apostado por la eSIM, aunque por sus ventajas todo parece indicar que no tardarán mucho en ser la versión dominante. Permitirá ahorrar dinero a los operadores de telefonía y a los fabricantes de móviles u otros dispositivos. Además, a los consumidores nos permitirá realizar cambios de operador y otro tipo de gestiones de forma mucho más transparente (por ejemplo, podríamos cambiar de compañía de forma online e instantánea), siempre y cuando las compañías y la legislación se adapten a esta innovación.

 

Cómo funcionan las tarjetas SIM

Todas las tarjetas SIM almacenan en su memoria interna el IMSI (International Mobile Subscriber Identify o en castellano Identidad Internacional del Suscriptor Móvil). Este código es utilizado por los operadores de telefonía para mantener la conexión en los móviles de los abonados y la red.

Cuando un teléfono móvil u otro dispositivo que utiliza una SIM se enciende, envía el IMSI a la red solicitando acceso y autenticación. El operador busca la información del IMSI en su base de datos y también la clave de autenticación (Ki) asociada al mismo.

Cómo funciona una SIM

Una vez hecho esto, el operador genera un número aleatorio que firma con la clave de autenticación de la SIM y lo envía de nuevo a la SIM, este código es conocido como SRES_1 (Signed Response 1 o Respuesta Firmada 1). Una vez en la SIM, la tarjeta firma el mismo número aleatorio con su Ki, generando así el SRES_2 que es devuelto al operador.

En caso de que el SRES_1 generado por el operador y el SRES2 generado por la SIM coincidan, la red autentica la tarjeta y le conde acceso para que pueda operar bajo el número de teléfono asociado a la tarjeta y permitiéndole acceder a todos los servicios contratados.

 

Clonar una SIM

Quizá hayas escuchado en alguna ocasión que es posible clonar una SIM. Esto es totalmente cierto y es un método utilizado por los operadores de telefonía cuando hay algún problema con la tarjeta original. Incluso algunos hackers utilizan ciertas técnicas para clonar nuestra tarjeta, por lo que es importante saber cómo podemos proteger nuestra tarjeta SIM de estos ataques.

El operador que emite la tarjeta dispone de las herramientas necesarias para extraer el IMSI y otros datos guardados en la tarjeta y llevarlos a una nueva. Una operación muy útil cuando la tarjeta original ha dejado de funcionar es necesario cambiar de tipo de tarjeta por cambio de dispositivo o similar.

También es posible sufrir ataques malintencionados de clonación de SIMs. En estos casos un atacante puede hacer una copia de la tarjeta y utilizarla para conectarse a la red del operador haciéndose pasar por un cliente legítimo cuando no lo es.

Generalmente para hacer esto es necesario tener acceso físico a la tarjeta, por ello es muy importante que no dejes tu SIM o tu teléfono móvil al alcance de cualquier desconocido y si sospechas que alguien ha podido clonar tu tarjeta que contactes lo antes posible con tu operador de telefonía y con las autoridades.

 

De la SIM a la nuSIM

nuSIM (un neologismo para “nueva SIM”), es un nuevo tipo de tarjetas SIM integradas, conocidas como iSIM. Presentadas durante el Mobile World Congress 2019 celebrado en la ciudad de Barcelona, han sido desarrolladas por Deutsche Telekom y otros socios tecnológicos, especialmente para Internet de las cosas (IoT):

Altair Semiconductor, Commsolid/Goodix, HiSilicon, Nordic Semiconductor, Qualcomm Technologies, Inc., Samsung Electronics, Sequans Communications, Quectel Wireless Solutions, Sierra Wireless, Telit, u-blox, Nordic Semiconductor o Giesecke+Devrient Mobile Security.

Este nuevo chip está directamente integrado en los modem de los dispositivos del Internet de las cosas. Se trata de una solución mucho más sencilla en funciones que la eSIM, lo que evita complicaciones para los fabricantes a la hora de construir productos. Por ello, prescinde de funciones como la capacidad de realizar llamadas o enviar SMS, también el acceso a SIM Toolkit o las actualizaciones OTA para los perfiles.

 

nuSIM vs eSIM

La nuSIM, al igual que la eSIM, son tarjetas integradas en el propio dispositivo. Sin embargo, la eSIM es básicamente una SIM física integrada en el dispositivo al mantener todas las funciones que esta tiene como la voz, los SMS, los datos, los perfiles y muchas cosas más. Por su parte, la nuSIM sólo tiene las funciones vitales para los dispositivos IoT, esto, además de simplificar su implementación, hace que consuman menos energía que una eSIM, algo vital para los dispositivos del Internet de las cosas.

nusim

La gran diferencia está en la concepción de estos productos. Mientas que la eSIM es una SIM integrada que reemplaza los formatos físicos de la tarjeta SIM, como la Nano, Micro o Mini SIM, ahorrando espacio físico en el terminal; la nuSIM es una iSIM que ya no es un chip separado sino parte del modem del dispositivo.

 

Ventajas de la nuSIM

Según la operadora Deutsche Telekom, las ventajas de la nuSIM en el mundo del Internet de las cosas son:

  • Soporta golpes y fluctuaciones de temperatura
  • No es necesario incluir ranura para SIM
  • Se pueden construir dispositivos resistentes al agua
  • Gran durabilidad
  • Casi imposible de manipular
  • Credenciales cifradas almacenadas en el dispositivo
  • Posibilidad de creación de dispositivos IoT más pequeños
  • Bajo consumo
  • Bajo coste de producción
  • Entrega de fábrica con perfiles de operador
 

¿Funciona tu tarjeta SIM con 5G o deberías cambiarla?

Utilizar la red de 5G es hoy una realidad en muchas ciudades y provincias españolas pero muchos usuarios aún navegan en 4G por lo que seguro que te has hecho esta pregunta: ¿es compatible mi tarjeta SIM con 5G o debo cambiarla contactando con el operador para poder navegar a más velocidad? Hay una serie de aspectos que debemos tener en cuenta para poder conectarnos.

Por eso, vamos a aclararte estas dudas indicándote qué es lo que tienes que tener en cuenta, los operadores que la ofrecen y si el tuyo es uno de ellos, cómo comprobar si la SIM funciona con esta tecnología e incluso si tu teléfono es compatible, ya que deben serlo los dos y en caso de que tu teléfono no lo sea va a dar igual que cambies la tarjeta porque no te vas a poder aprovechar de esta velocidad máxima, mínima latencia, conectividad masiva y demás ventajas que te proporciona esta tecnología, así como si tampoco cuentas con este servicio.

 

¿Sirve la misma tarjeta y mismo móvil?

Una de las dudas que nos surgía hace años estaba relacionada con la compatibilidad de las tarjetas SIM con la nueva tecnología que iba a llegar. De hecho, con la llegada del 4G fue necesario sustituir algunas de estas tarjetas más antiguas, pero parece que la práctica totalidad de las que están en uso son compatibles. Empresas como Ericsson o China Mobile confirmaron que las SIM actuales, según informaciones de 2019, ya eran compatibles con las nuevas redes 5G.

Lo que sí debemos tener en cuenta que no todos los teléfonos móviles son compatibles con redes 5G por lo que debemos mirar las especificaciones del que tenemos o del que vamos a comprar. Además, la recomendación es que te fijes bien y compres un teléfono compatible con 5G en 2021 ya que pronto será una tecnología disponible en todos los operadores y en todos los lugares. Simplemente debemos buscar en las especificaciones técnicas y encontraremos estos datos en el apartado de conectividad de nuestro teléfono móvil.

Si nuestro teléfono es compatible con esta tecnología servirá, al igual que si lo es nuestra tarjeta. En caso contrario, tendremos que cambiar lo que corresponda. Para descubrirlo, podemos comprobar si nuestra SIM lo permite.

 

Cómo comprobar nuestra SIM

Aunque depende de cada operador, Movistar explica cómo podemos saber si nuestra tarjeta SIM es compatible con las redes 5G o si tendremos que cambiarla para que nos puedan activar esta tecnología. Generalmente no hará falta y simplemente será un cambio automático en tu red móvil, pero también puede ser que quieras comprobar si puede realizarse el cambio o no.

En ese caso, para saber si la tarjeta SIM que tenemos es compatible con el 5G, debemos estar conectados a la red móvil (no WiFi) y marca el siguiente número en nuestro móvil acompañado de la tecla de llamada:

*#102#+ tecla de llamada

A los clientes de Movistar les aparecerá un resultado con “una serie de datos del tipo: 68392 P54 4G 64 KB”. La operadora nos confirma que si en ese mensaje se incluye la leyenda 4G es que la tarjeta SIM sí soporta tanto el 4G como el 5G. En caso contrario, será necesario cambiar la SIM por una más moderna en una tienda o distribuidor autorizado.

mensajes-ssd-768x262.jpg

Pero es el único operador que nos permite comprobarla y los demás simplemente nos aseguran que cualquier tarjeta con cobertura 4G es válida con 5G. Eso sí, si tienes una tarjeta con muchos años puede que tengas que plantearte el cambio, especialmente si lo has comprobado y no va.

Hay otros operadores que también tienen una guía en su página de ayuda que nos permite consultar los diferentes datos. Vodafone lo especifica en la web de ayuda al cliente y asegura que puedes usar tu tarjeta SIM actual en cualquier terminal 5G para acceder a la cobertura siempre y cuando tengas un teléfono que sea compatible. No hará falta, en el operador rojo, cambiar la SIM para poder tener esta cobertura.

Lo mismo ocurre con Orange, que lo soluciona y explica en su web de ayuda en la comunidad: no hace falta cambiar a una tarjeta 5G porque las tarjetas que ofrecen 4G ya permiten conectarte a una red más rápida siempre y cuando estés en una zona en la que haya cobertura y tu teléfono móvil sea compatible con la misma. Sin embargo, lo mejor es tener una para aprovechar al máximo sus posibilidades.

Tampoco MásMóvil y Yoigo especifican si tenemos que cambiar la tarjeta, pero desde ambas páginas explican que únicamente debemos tener un teléfono compatible, una tarifa compatible y estar en una zona en la que haya cobertura. No tienes que pedir un duplicado ni buscar una tarjeta nueva ni específica para esta labor. En su momento, Vodafone ofreció una tarjeta 5G gratuita a sus clientes para que pudieran aprovecharse de la última tecnología de datos.

 

Comprueba tu teléfono

Aunque tu tarjeta sea válida, es posible que debas comprobar tu teléfono para que esté activada la preferencia de red. Podemos buscarlo en los ajustes.

  • Abre los ajustes de tu teléfono móvil
  • Ve al apartado de Tarjeta SIM y datos móviles
  • Elige la SIM que utilices en caso de haber dos
  • Ve hasta el apartado de Ajustes de red
  • Busca la opción “Tipo de red preferida”

Una vez aquí puede que te salgan varias opciones:

  • 5G/4G/3G/2G (Auto)
  • 4G/3G/2G (Auto)
  • 3G/2G (Auto)
  • Sólo 2G

Marca la primera para que sea capaz de conectase a una red 5G. En caso de no haber, buscará alternativas y nos conectaremos a 4G o a 3G. Si no te aparece esta primera opción es porque no la hay.

Los pasos pueden cambiar ligeramente de un teléfono móvil a otro dependiendo del sistema operativo que tengas o de la capa de personalización del mismo, pero siempre tendremos que buscar el tipo de red preferida y asegurarnos que el 5G está activado para que pueda conectarse. Además, asegúrate de cambiarlo en cada una de las tarjetas SIM en caso de tener un teléfono Dual SIM con dos tarjetas.

SIM

En caso de que en los ajustes de teléfono no veas esta opción es porque el teléfono no es compatible, así que si te estás planteando querer acceder a la mejor conexión de Internet por medio de datos lo que vas a tener que plantearte es el cambio de tu dispositivo por uno que sí sea compatible. Si todas las demás condiciones se cumplen. Seguramente lo encuentres entre sus características técnicas. Solo tú puedes valorar si merece la pena la inversión, aunque en la actualidad verás varios modelos que lo permiten a precios cada vez más accesibles.

¡Sé el primero en comentar!