Windows 11 rompe el WiFi de equipos que están instalando su última actualización

Windows 11 rompe el WiFi de equipos que están instalando su última actualización

Justo Romanos

La última actualización de Windows 11 ha sido recibida con los brazos abiertos por los cambios y mejoras que incorpora, pero desgraciadamente se ha vuelto noticia por algo muy distinto. Tal y como están reportando multitud de usuarios, este update está rompiendo la conectividad WiFi de algunos de los ordenadores actualizados. Y aunque no hay solución por ahora, sí que puedes echar mano de un apaño para salir del paso.

Las actualizaciones de Windows 11 están demostrando ser como la lotería. En unas ganas alguna mejora, aunque no sea algo que cambie tu vida. En otras los cambios son más relevantes, pero luego descubres que hay un problema que te agua la fiesta, casi como si perdieras el décimo de lotería premiado. Con la última actualización, la KB5033375, pasa esto mismo. Porque cargarse la conexión WiFi de Windows 11 es algo bastante serio.

¿Pero qué ha pasado?

La alerta sobre el problema que tiene la actualización no ha llegado en la forma de un caso aislado encontrado perdido de la mano de dios por Reddit. Lo cierto es que son muchos los mensajes que hacen hincapié en el mismo problema, tanto en esta web como en la comunidad online de Microsoft o en X.

Una red de conexiones inalámbricas con el símbolo de WiFi

Entre lo malo, la única buena noticia es que, por el momento, parece que se ha conseguido aislar el problema y da la sensación de que solo está afectando a las redes inalámbricas empresariales. Pero aunque está por ver si también se producen errores en el WiFi a nivel de usuario doméstico, tampoco habría que descartarlo. Por lo pronto, ahora te explicamos el problema que se está registrando y cómo se puede «solucionar» en el caso de que, finalmente, te encuentres con él.

De momento, desinstala

Según los distintos informes que se han publicado, algunos de ellos de fuentes de confianza como la Universidad de Columbia Británica, el error se ha detectado en el caso de redes inalámbricas que estén configuradas para que los dispositivos conectados a ellas puedan pasar con rapidez entre distintos puntos de acceso. Así, los errores se producen en especial en redes como eduroam, ubcprivate y ubcsecure, si bien entre los mensajes publicados también hay algunas excepciones adicionales.

El problema, por otro lado, solo afecta a los equipos que se han actualizado a Windows 11, por lo que no se han registrado casos en ordenadores que todavía tengan Windows 10. Las versiones que se han marcado como responsables de ello son la actualización KB5033375 y la versión preview KB50532288, cuya presencia en los ordenadores hay que intentar eliminar para que el problema desaparezca. Así, aunque se espera que Microsoft tome medidas para que no se siga produciendo este error con la conectividad WiFi, por el momento la única forma de escapar de ella en el caso de sufrirla es desinstalando esta actualización.

Captura de pantalla del menú de Windows 11 para desinstalar actualizaciones

El proceso para desinstalar no es complicado incluso si nunca lo has llevado a cabo antes. Primero entra en el menú de Inicio y busca «Windows Update». Una vez cargue el menú tendrás que ir a la sección de Historial de actualizaciones que se encuentra alrededor del mitad de la página. Haz clic y cargará una lista de las actualizaciones, pero lo que tendrás que hacer ahora será ir bajando hasta que veas la opción «Desinstalar actualizaciones» que se encuentra dentro de «Opciones de configuración relacionadas».

Eso hará que cargue una lista donde tendrás que buscar KB5033375 o KB50532288 y luego hacer clic en el botón de Desinstalar que aparece al lado. La desinstalación es bastante rápida y no tiene ningún tipo de misterio, pero tienes que recordar que, una vez se aplique, todavía te quedará hacer el reinicio del ordenador. Al reiniciar, te tendrás que asegurar de que el equipo no se vuelve a actualizar, dado que entrarías en un bucle. Hay distintas maneras de hacerlo, pero la menos complicada es, desde el menú de Windows Update, pausar las actualizaciones. Una vez esté disponible la siguiente versión de Windows 11 ya podrás actualizar sin miedo, puesto que es de esperar que Microsoft solucione el error cuanto antes como ha ocurrido con otros problemas.