Cabreo monumental por un cambio sin sentido en Windows 11

Windows 11 introduce muchas novedades con respecto a Windows 10. A nivel visual encontramos multitud de mejoras, y bajo ella también encontramos mejoras de rendimiento gracias por ejemplo a la API DirectStorage, que permitirá cargar más rápido los juegos. Sin embargo, Windows 11 ha perdido algunas funcionalidades con respecto a Windows 10, y los usuarios están enfurecidos especialmente con una de ellas.

Según las últimas filtraciones, Windows 11 llegará en octubre. El sistema operativo está prácticamente finalizado, y tan sólo queda pulir algunos pequeños aspectos. Como siempre, es importante esperarse un par de meses a que todos los drivers y programas se actualicen y así evitemos problemas de compatibilidad.

Windows 11 pierde más funciones de Windows 10

Además, puede que sea útil esperar ese tiempo a que Microsoft arregle algunas funciones del sistema operativo. La compañía está recibiendo todo el feedback y opiniones de quienes están probando las builds para Insiders, y algunas de esas opiniones no son muy positivas.

Por ejemplo, ha sido muy criticado el hecho que hayan quitado la opción de poner la barra de tareas en vertical o en la parte superior. La compañía anunció todas las cosas que iba a quitar con Windows 11, como que las apps no puedan personalizar la barra, o que algunos iconos no aparezcan ya en la bandeja del sistema.

Sin embargo, hay otro cambio que no aparecía detallado ahí: la desaparición de todas las funcionalidades disponibles al hacer clic derecho en la barra, así como la posibilidad de arrastrar elementos a un programa o app para que se abra en ella. La del clic derecho era de esperar teniendo en cuenta que ahora todos los ajustes de la barra de tareas se controlan desde el menú de Configuración. Pero quitar la función de arrastrar no tiene sentido.

Actualmente, en Windows 10, si por ejemplo tenemos Photoshop abierto, podemos arrastrar una imagen hacia el programa, y ésta se maximizará para poder abrir en pantalla completa. Ahora, esto no podrá hacerse en Windows 11. Además, tampoco pueden arrastrarse accesos directos de un programa para anclar un programa en la barra de tareas, otro comportamiento inexplicable.

La compañía ha reconocido que esto no se trata de un fallo, sino de un comportamiento que funciona como debería, ya que la función de arrastrar y soltar no está presente. No obstante, dicen que este tipo de feedback les servirá de cara al futuro para ver qué hacer con funciones como esta.

Las redes se llenan de quejas

Los usuarios no han tardado en quejarse sobre esto, afirmando que no tiene sentido eliminar sin más una función que lleva presente en Windows desde hace años. Esto es muy típico de la compañía, donde eliminan una función útil sin motivo, y no ofrecen una alternativa. Es su operativa, y parece que van a seguir haciéndolo con Windows 11.

Además, quitar el menú que se abría al hacer click derecho en la barra de tareas tampoco es útil, ya que por ejemplo somos muchos los que abrimos el administrador de tareas desde ahí. Ahora, hay que hacer click derecho en el icono de Windows de la barra de tareas para ir.

De momento, en las builds actuales es posible restaurar la antigua barra de tareas yendo a HKEY_LOCAL_MACHINESOFTWAREMicrosoftWindowsCurrentVersionShellUpdatePackages, y crear una DWORD (32 bits) llamada UndockingDisabled con el valor 1. No obstante, esto es de esperar que desaparezca en la versión final. Lo que está claro es que seguro que alguien decide crear programas o trucos para recuperar muchas de las funciones perdidas.