Windows 10 te avisará si tu nuevo SSD está a punto de morir

La vida útil de los SSD es limitada. Sus celdas tienen un número limitado de escrituras, por lo que cuando llega un momento en el que se agotan las celdas disponibles, la unidad se convierte en una de sólo lectura y no puede escribirse más en ella. Además, hay otros fallos que pueden afectar a estas unidades y convertir en irrecuperables nuestros datos. Por ello, Windows 10 nos avisará para evitar estos problemas.

La última build 20266 de Windows 10 21H1 que Microsoft ha lanzado incorpora una nueva función que nos alertará de si hay algún problema con nuestra unidad SSD NVMe por estar acercándose el final de su vida útil.

Windows 10 protegerá los datos de tus SSD NVMe

La vida útil de los SSD se suele medir con una variable llamada TBW, o Terabytes Written (escritos). Dependiendo del tipo de celda utilizada y de la capacidad de la unidad, ésta puede llegar a tener decenas, cientos o incluso miles de terabytes escritos a lo largo de su vida. Así, una unidad de 1 TB con una durabilidad de 500 TBW podrá reescribirse por completo 500 veces antes de morir, aunque normalmente cuando una unidad se va acercando a esa cifra ya empieza a morir porque las celdas pueden tener un desgaste desigual u otras razones de estabilidad.

Programas como CrystalDiskInfo nos pueden decir cuántas escrituras llevan nuestras unidades SSD, así como también las lecturas y la cantidad total de escrituras a memoria NAND, alertándonos de si una unidad goza de un buen estado de salud, o de si está en riesgo. Con esta nueva función de Windows 10, no tendremos que preocuparnos, ya que el sistema nos alertará. Eso sí, en cuanto recibamos la alerta, tendremos que ir corriendo para hacer una copia de seguridad de los datos.

Si pulsamos en la notificación, el sistema nos llevará a la sección de propiedades de Gestionar discos y volúmenes, donde encontraremos información detallada de la unidad SSD en concreto, incluyendo la vida útil estimada y la temperatura a la que está funcionando.

De momento SSD SATA y discos duros normales no están soportados

Aunque es probable que si tienes un SSD reciente estés todavía muy lejos de alcanzar el límite de su vida útil, sí que es verdad que puede que en los próximos años el desgaste vaya siendo cada vez mayor. Así, si no revisas manualmente su estado, esta función te ayudará a evitar sustos.

Es de esperar que en el futuro el sistema operativo incluya también algún tipo de herramienta nativa similar para determinar si hay algún problema con los discos duros, como pueden ser los sectores corruptos, además de que más adelante extiendan la función a otras unidades SSD que no sean NVMe.