Microsoft lanza nuevos fondos de pantalla exclusivos para Windows 10

Microsoft lanza nuevos fondos de pantalla exclusivos para Windows 10

Alberto García

Microsoft no sólo se dedica a lanzar nuevas actualizaciones. La compañía hasta hace bien poco creaba nuevos fondos de pantalla por cada gran actualización anual que lanzaba, pero ahora han decidido lanzar nuevos fondos de pantalla para Windows 10 exclusivos para Insiders, pero que son accesibles para cualquiera.

Estos nuevos fondos de pantalla, que celebran el sexto aniversario del programa Insider, cuentan con dos tonos de color diferentes, donde uno está diseñado para los que tengan el tema Claro, y el otro para quienes tengan el tema Oscuro. En ambos temas de Windows 10 encontramos el mismo patrón de diseño, donde vemos cuatro de los logos históricos que ha tenido Windows a lo largo de su historia.

Los principales logos de Windows 10, representados en el fondo

El primero por la izquierda arriba es el de Windows 3.1, con su clásico diseño de ventanas irregulares. Le sigue el de Windows 98, con unos colores algo más claros que el de Windows 95. Posteriormente, vemos el de Windows 7, y finalmente ya nos encontramos con el usado en Windows 8 y Windows 10. Ambos fondos están en resolución 4092 x 2298 píxeles, pudiendo usarlos incluso en monitores 4K.

windows 10 fondos pantalla nuevos 2020

Los nuevos fondos pueden descargarse en los siguientes enlaces:

Windows 10 podría dar problemas con los drivers

Microsoft parece dispuesta a generar problemas con los drivers. Si ya ha dejado de aceptar drivers sin firmar, impidiendo instalar drivers antiguos, ahora la compañía ha hecho un cambio en la forma en la que se descargan los drivers. Desde febrero de 2020, Microsoft permite a los desarrolladores marcar los drivers que envían a Microsoft como Automáticos o Manuales.

Los drivers automáticos se instalan por Windows 10 cuando un dispositivo asociado se conecta en el ordenador por primera vez, y Windows Update se usa para actualizarlos con parches y mejoras en el caso de que se encuentren fallos o problemas de compatibilidad.

Los drivers manuales se instalan cuando se conecta un dispositivo, pero no se instalarán automáticamente a través de Windows Update, por lo que puede que no se reciban parches o mejoras.

Ahora, a partir del 5 de noviembre, los drivers marcados como automáticos mantendrán el mismo comportamiento, mientras que los drivers manuales no se instalarán cuando conectemos un dispositivo al ordenador, y habrá que instalarlos manualmente desde Windows Update en el apartado de «Ver todas las actualizaciones opcionales».

Así, cuando un dispositivo no registrado en el ordenador se conecte y no haya un driver automático disponible, en lugar de buscar un driver manual, Windows 10 mostrará un error diciendo DNF (Driver Not Found), haciendo que el hardware concreto no funcione automáticamente y obligue a instalar el driver ya sea descargándolo desde la web oficial del fabricante, o yendo a Windows Update.

Este cambio rompe el concepto de Plug & Play que ha permitido prescindir de la pesadilla de tener que andar buscando drivers para todo. Veremos si finalmente Microsoft se retracta o cuántos dispositivos acaban afectados por el cambio.