Eliminada una tecnología de Windows que llevaba 30 años disponible

Eliminada una tecnología de Windows que llevaba 30 años disponible

Juan Lorente

Es muy común que en casa tengamos conectados a la misma red varios equipos diferentes, así como impresoras o incluso discos duros externos para compartir contenido multimedia. Puede que no lo sepas, pero para que todo esto funcione es necesario que trabaje un protocolo de Windows, y este recibe el nombre de SMB.

El protocolo SMB (o Server Message Block) se encarga de crear una conexión entre el servidor y el cliente, por lo que dicho de manera sencilla es lo que permite que otro miembro de tu familia pueda acceder a tu ordenador, y ver los archivos que tienes compartidos en él como si estuvieran en el suyo propio. Este protocolo lleva con nosotros más de 30 años, y Microsoft ha anunciado que su versión más antigua dejará de estar disponible en Windows.

SMB1 sigue operativo en los Windows 11 ya instalados

Tras esta decisión por parte de Microsoft, si instalamos a partir de ahora cualquier versión de Windows 11 ya no instalaremos el protocolo SMB1 por defecto. A nivel de usuario, nosotros no vamos a notar ningún tipo de cambio en nuestro sistema o en nuestra manera de interactuar con lo que tengamos compartidos en red, por lo que no tendremos que hacer absolutamente nada en nuestros equipos.

Además, este cambio solo afectará a aquellas personas que vayan a instalar cualquier versión de Windows 11 a partir de ahora, por lo que todos los que hayáis instalado este sistema operativo desde que está disponible lo seguiréis teniendo activo. La compañía de Redmond ha establecido una página en su soporte para aquellos usuarios que decidan deshabilitarlo. No se trata de un proceso especialmente complicado, aunque nos tocará introducir una serie de comandos que vienen recogidos en dicha página.

Así funciona el protocolo SMB

Funcionamiento del protocolo SMB.

Como suele ocurrir en el mundo de la informática, hay algunos equipos más antiguos que únicamente siguen siendo compatibles con este protocolo SMB1. Microsoft no piensa dejarlos sin soporte para compartir datos, y por eso también ha anunciado que proporcionará un paquete de instalación para organizaciones y usuarios que sigan necesitando utilizarlo. Esto sobre todo va dirigido a maquinarias de fábrica antiguas o equipos médicos.

Un protocolo que dejó de ser seguro

Si Microsoft lleva usando en su Windows este protocolo SMB1 desde hace décadas, ¿por qué eliminarlo de sus sistemas operativos? En realidad, y pese a que este lleva funcionando tanto tiempo, Microsoft ya lleva más de 5 años avisando de que la primera versión de su protocolo SMB había dejado de ser segura. Las versiones más recientes que han ido llegando del mismo protocolo incluyen medidas de seguridad que no son compatibles con ella, por lo que este movimiento es totalmente compresible.

Los protocolos SMB2 y SMB3 ya cuentan con mejoras de cifrado y de seguridad que evitan que muchos exploits conocidos puedan atacar a nuestros equipos. De hecho, la propia NSA (Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos) sufrió una filtración que sacaba a la luz la existencia de algunos de estos exploits diseñados por ella que eran capaz de explotar fácilmente las debilidades del protocolo SMB1 de Windows.