Así puedes tener un disco duro en red y compartir películas y series

Así puedes tener un disco duro en red y compartir películas y series

Manuel Naranjo

En prácticamente cualquier hogar encontramos dispositivos como ordenadores, portátiles, smartphones, videoconsolas o tablets. Todos estos aparatos son ideales para conectarnos a Internet y disfrutar de todo lo que nos ofrece la red. Pero también podemos hacer que nuestra propia red de casa nos otorgue más opciones y por eso hoy os vamos a contar como se puede tener un disco duro en red y compartir películas y series.

Evidentemente, nos todo el mundo quiere ver lo mismo en todo momento y entonces es cuando pueden comenzar las discusiones y, como no queremos que eso ocurra, se nos ha ocurrido que una buena forma de evitar esto sería la de tener un disco duro en red con todas nuestras series, películas, dibujos animados o documentales, para que así cada uno pueda acceder a él y consumir el contenido que quiera.

Evidentemente, vamos a necesitar contar con conexión a Internet en casa y, por lo tanto, con un router WiFi. Lo siguiente es tener un disco duro externo donde tengamos guardadas películas, series, documentales o dibujos animados.

Compartir con Windows

Podemos compartir el disco duro mediante Windows, siendo una facultad que muchos desconocen que se puede hacer. Los pasos que debemos seguir no es que sean pocos, pero tampoco son excesivamente difíciles.

Si has comprado un disco duro nuevo, normalmente ya tendrá asignada una unidad nada más que los has enchufado al USB del ordenador, pero por si esto no ocurre deberíamos realizar lo siguiente.

  • Escribimos en el menú de búsqueda del menú de Inicio Administración de equipos.
  • Ahora hacemos clic en la primera opción que nos sale, cuyo nombre es el mismo, Administración de equipos.

administración de equipos

  • Ahora debemos pulsar en Almacenamiento (cuadro izquierdo de la pantalla) y ahora saldrá el desplegable Administración de discos.
  • Después buscamos la unidad en la sección de la parte interna de eta ventana. Será fácil porque viene con la etiqueta No asignado.
  • Ahora debes pulsar en el botón derecho y pulsamos en Nuevo volumen simple.
  • Ahora hacemos clic en las pantallas hasta que tengamos la opción de asignarle una letra de unidad y el sistema de archivos, el cual debemos elegir NTFS.

En este momento cuando vayamos al Explorador de archivos de Windows veremos como ya nos aparece esta nueva unidad que acabamos de asignar. Ahora solo debemos llenarla de todo lo que queramos para comenzar a compartirla por la red.

Una vez que nuestra nueva unidad (si ese era el caso) o la unidad que ya teníamos, está con todo aquello que queremos compartir por la red, es el momento de realizar lo siguiente:

  • Entramos en el Explorador de archivos de Windows.
  • Pulsamos sobre la unidad de disco duro con el botón derecho del ratón y seleccionamos Propiedades.
  • Luego veremos una pestaña que se llama Compartir, la cual debemos abrir.
  • Después es el momento de pulsar en Uso compartido avanzado.

Propiedades disco

  • En la siguiente pestaña debemos pulsar en Compartir esta carpeta para después ponerle el nombre que queramos, que no tiene por qué ser el mismo que tenía y seguidamente Establecer el límite de usuarios simultáneos.
  • Después tenemos una pestaña que pone Permisos donde le daremos los permisos que queramos al disco duro compartido entre Control total, Cambiar (para conceder que alguien cambie el contenido del disco) o leer (para conceder si se puede leer o no el disco duro).

Ahora debemos hacer un cambio para conseguir que cualquier persona que esté en nuestra red puedan acceder al disco duro.

  • Vamos a Panel de Control escribiéndolo en la búsqueda del menú de inicio y seleccionando la primera opción que sale.
  • Después entramos en Redes e Internet.
  • Ahora debemos clicar en Centro de redes y recursos compartidos.
  • Pulsamos en Cambiar configuración de uso compartido avanzado.
  • Después tenemos que marcar Todas las redes y buscar Uso compartido con protección por contraseña para seguidamente marcar la casilla Desactivar el uso compartido con protección por contraseña.

desactivar contraseña compartir

Ahora es conveniente reiniciar el ordenador para que todos estos cambios surtan efecto desde el principio.

Conectando al router

Para compartir un disco duro con varios dispositivos en red mediante conexión directa al router podemos intentar hacerlos de varias formas, conectando el disco duro externo al router directamente a través del puerto USB si este dispone de alguno o a través de un puerto Ethernet.

Si nuestro router cuenta con puerto USB, tendremos que conectar el disco duro externo y compartirlo con los demás equipos que se conecten a la red creando una unidad de red o recurso compartido, por ejemplo, desde nuestro ordenador con Windows.

  • Para ello, entramos en el Explorador de archivos y pulsamos con el botón derecho del ratón en Este equipo. Esta opción está en la ventana de la parte izquierda.
  • Ahora debemos elegir Conectar a unidad de red.
  • En ese momento se nos abrirá una nueva ventana para indicar la letra de la unidad de red y la dirección IP del router, creando un mapeo de este como si de una unidad más del ordenador se tratase.config1
  • Si no conocemos la dirección IP del router, podemos abrir una ventana de Símbolo del sistema y ejecutar el comando ipconfig para verla donde muestra la Puerta de enlace predeterminada.

iprouter

  • Ahora debemos copiarla en el campo Carpeta junto con la dirección real donde están almacenados los archivos que queremos tener compartidos (ipPuertaEnlacerutaarchivos).
  • En este momento debemos desmarcar una de las casillas que salen más abajo. Exactamente, la que pone Conectar de nuevo al iniciar sesión para así evitar posibles problemas más tarde con el resto de los dispositivos.
  • Ahora solo nos queda pulsar en Finalizar.
  • En algunos casos, tendremos que establecer excepciones en el Firewall de Windows para poder ver el servidor. Además, en función de los dispositivos que conectemos, tendremos que habilitar las distintas versiones de SMB a través de la opción «Activar características del sistema».

Usando un programa de terceros

Si no te convence ninguna de las dos anteriores soluciones, siempre puedes acudir a un software de terceros. Con estos, tienes la gran ventaja de que podrás tener tu disco duro conectado a todos los equipos de casa de manera rápida y sencilla, aunque no vale cualquier programa para ello. A continuación, os dejamos los mejores que hay actualmente.

FlexiHub

Podemos utilizar la aplicación FlexiHub, que pese a no ser gratuita sí que tiene un periodo de demostración gratis, para poder probarla.

Para utilizarla lo único que debemos hacer es lo siguiente:

  • Debemos registrarnos y una vez lo hayamos hecho, debemos descargar e instalar el software en el ordenador que sea el que va a servir de entorno remoto para todos los demás.
  • Ahora abrimos la aplicación, iniciamos sesión y seleccionamos el disco duro que queremos compartir.
  • Ahora debemos instalar la aplicación en el resto de los ordenadores o dispositivos que queramos y lo único que tenemos que hacer es localizar la unidad que acabamos de compartir. Podemos utilizar tanto ordenador Windows, como macOS y móviles tanto Android como iOS.

Es una manera muy sencilla de compartir un disco duro, pero tiene el problema de ser de pago. Para un usuario, hasta 5 ordenadores y acceso remoto para 3 dispositivos a la vez (Plan Personal) cuesta 14 euros al mes. Después existen los Planes Business y Teams dedicados a empresas en el que el primero se paga por el uso y en el segundo el coste es de 12 euros por cada cuenta de miembro.

USB Network Gate

USB Network Gate es una de las aplicaciones más sencillas que podemos utilizar para poder compartir nuestro disco duro a través de la red. Usarla es muy sencillo, aunque cuenta con el hándicap, al igual que la anterior, de ser un programa de pago que cuenta con una versión gratuita de 14 días. La versión gratuita de este software nos deja compartir solo una unidad USB, dejando la posibilidad de compartir más a su versión de pago.

Como decimos, para utilizarla lo único que debemos hacer es descargarla a través de su página web, conectar un disco duro a nuestro ordenador y compartirlo a través de USB Network Gate con el programa iniciado. Lo bueno es que si lo queremos podemos colocarle una contraseña al acceso para que solo se pueda conectar aquella persona o personas que nosotros queramos.

USB over Network

Otra opción que también podemos considerar si queremos acudir a un software de terceros es USB over Network. Este programa tiene una interfaz bastante más sencilla que los anteriores, pero cuenta con prácticamente el mismo número de funciones. Estamos ante otro programa de pago, que en esta ocasión cuenta con una versión de prueba gratuita de 15 días que tiene como limitación la posibilidad de conectar un solo USB.

El programa cuenta con dos partes diferentes: servidor y cliente. El servidor deberá estar instalado siempre en el ordenador donde esté conectado físicamente la unidad USB, ya que este será el encargado de compartir la información con los demás. El resto de ordenadores tendrán que tener instalado el cliente, y podrán acceder a toda la información contenida en el USB sin necesitar una conexión física a este.

Otra cosa muy interesante que tiene este USB over Network es que no se limita a unidades de almacenamiento USB, sino que además es compatible con cualquier tipo de USB como cámaras web, por ejemplo. Tiene soporte tanto para Windows como para Linux, y no existe una limitación cruzada, es decir, un servidor puede ser Linux y el cliente que se conecta a él Windows, o viceversa.

USB Redirector

La versión estándar de este software se puede utilizar de forma gratuita, aunque su punto fuerte es la cantidad de opciones extra que trae la versión de pago. USB Redirector te permite conectar en red cualquier dispositivo de almacenamiento que tengas conectado a tu ordenador vía USB. Funciona en todas las versiones de Windows desde XP SP3, y también en Windows Server.

USB Redirector puede ser utilizado para crear un servidor de almacenamiento en cuestión de segundos. No obstante, no se limita al terreno local, pudiendo establecer un servidor de archivos para ordenadores que se encuentran fuera de nuestra red. Además, USB redirector funciona realmente bien para traspasar archivos en red entre ordenadores que no utilizan el mismo sistema operativo, como puede ser Windows y Linux. El control que da el programa sobre el entorno que genera es muy bueno, pudiendo establecer todo tipo de permisos y privilegios.

Además, esta utilizad permite hacer passthrough del servidor hacia una máquina virtual que estemos ejecutando. Se puede descargar desde la página oficial de sus desarrolladores.

usb redirector.jpg

2 Comentarios