De esta forma puedes desconectar la concisión y las sugerencias de Word en Office

De esta forma puedes desconectar la concisión y las sugerencias de Word en Office

Justo Romanos

La IA se va extendiendo cada vez a más programas y Microsoft Office es uno de los que está volcándose en su uso. De todas formas, aunque algunas veces puede ser útil, en otros casos resulta algo molesto. El sistema de sugerencias de concisión, por ejemplo, lleva días dándonos serios quebraderos de cabeza. Así lo puedes desconectar.

Dependiendo de cómo se utilice, la inteligencia artificial resulta muy práctica. Pero en lo que se refiere a escribir, muchos de nosotros preferimos hacerlo a nuestro estilo. El problema es que las grandes empresas quieren darnos tanta ayuda, que al final los textos pierden toda la personalidad. Y no, eso no habría que tolerarlo. Por eso, hoy te contamos cómo eliminar la concisión o, al menos, intentarlo. No es un truco secreto de Word, pero te vendrá muy bien saber cómo hacerlo.

Adiós a la concisión

Lo que hace Word mientras escribes y completas frases es analizarlas. Su IA se ocupa de leer lo que escribes y de valorar si es un buen texto o no. En el caso de que tenga alguna sugerencia de concisión, pondrá toda la frase en cuestión marcada con unas líneas bajas de color azul que resultan molestas. Justamente, el programa lo acaba de hacer cuando he terminado esta frase. Veamos lo que nos dice:

Sugerencia de concisión de Word en su versión de Microsoft 365

¿Qué es lo que vemos? Es cierto que había cometido un error que ya he subsanado con la segunda lectura del texto (“marcada” estaba en plural), pero al margen de eso, lo que trata Word es de hacer mis frases más cortas, carentes de personalidad y robóticas. ¿Son realmente más concisas? Un poco sí. Pero eso no me va a hacer pulsar el botón para que Office rescriba las líneas tal y como la IA cree más conveniente. ¿Por qué? Porque, entre otros motivos, si lo hacemos todos, al final todos los textos del mundo van a ser idénticos y no habrá ninguna personalidad en los mismos ni la huella de su autor.

Una demostración de los fallos de concisión de Word

Además, fíjate en esta segunda captura que he hecho y en la que Office me da su recomendación de concisión de una de las líneas que he escrito en el párrafo anterior. ¿Qué es lo que recomienda? Intenta ser tan conciso que acaba patinando, porque su frase reescrita carece de sentido. Ver que la IA comete estos errores es razón de más para desconectar la función de concisión y no tenerla de por medio molestando.

Proceso de desconexión

Comenzamos con la mala noticia: si estás usando Office Online, las opciones referentes a la Concisión están dentro del apartado de Refinamientos y esto es algo que se encuentra limitado a la versión de pago. Tendrás que pulsar en el botón Actualizar Editor (el del icono del diamante) y comenzar a pagar para tener más capacidad para personalizar el uso de esta función.

Dependiendo de qué versión tengas de Word, puedes probar a seguir esta ruta para hacer la desconexión:

  • Entra en Configuración
  • Accede al menú de Gramática y ortografía y después elige la sección de Ajustes de estilo de escritura
  • Ahora desactiva la opción “Concisión”

¿Nada de esto te funciona? La alternativa, aunque sea bastante pesado, es que cada vez que inicies un nuevo texto de Word en Microsoft 365 (o Microsoft Office 365 tal y como era conocido antes), desconectes la función. Para ello, pulsa en la pestaña de “Revisar” y haz clic en la primera flecha desplegable que aparece en la barra de navegación de la izquierda.

Proceso para ocultar las sugerencias de Word

Eso desplegará un menú con varias opciones donde tienes que hacer clic en la primera: “mostrar sugerencias”. Al hacerlo verás que, en la parte inferior de la interfaz, indicará lo siguiente: “Sugerencias del editor: ocultas”. Si haces clic de nuevo, se reactivarán. Este proceso lo tendrás que repetir cada vez que inicies un nuevo documento de Word en Microsoft 365, así que no es precisamente lo más cómodo. Además, también desactiva las sugerencias ortográficas, lo que sí que suele ser más que interesante, porque nos ayuda a detectar pequeños gazapos.

Si pagas Microsoft 365 o tienes acceso a todo el menú de opciones en tu versión del programa, tendrás fácil desconectar los ajustes de concisión, pero trabajando con la edición web gratuita, resulta un engorro. En cualquier caso, son los tiempos de la IA y ya sabemos que esto no va a ser lo último que haga Microsoft para intentar ayudarnos con ella.

¡Sé el primero en comentar!