8 motivos por los que WhatsApp puede banearte y cerrar tu cuenta

8 motivos por los que WhatsApp puede banearte y cerrar tu cuenta

Alberto García

WhatsApp es bastante exigente con el cumplimiento de sus normas. Incumplirlas puede ser tan fácil como instalar una aplicación alternativa que añada usos no autorizados, utilizar acciones automatizadas, o simplemente si la app cree que tu teléfono está asociado a usos sospechosos. Por ello, vamos a enumerar los principales motivos por los que pueden banearte.

WhatsApp puede realizar baneos de dos tipos: temporales o permanentes. Los primeros tienen una duración de tiempo determinada, que puede ser de unos días hasta unas semanas, siendo estos últimos los más frecuentes. Estos bloqueos temporales se usan a modo de aviso, y si no se cambia el uso inicial, es cuando ya nos puede llegar el cierre permanente de la cuenta.

Motivos para percibir expulsiones temporales en WhatsApp

El primer motivo por el que WhatsApp banea más temporalmente es el uso de aplicaciones no autorizadas que pueden instalarse en Android. Estas apps, conocidas como «mods de WhatsApp«, modifican el código de la app para crear nuevas aplicaciones, donde pueden aprovechar para incluir código malicioso.

Editar el código de la app va en contra de las condiciones de uso de la app, por lo que WhatsApp puede expulsar a usuarios que los incumplan mediante la instalación de estas apps. A veces muestran alertas antes de realizar un baneado masivo, además de ir incluyendo de manera nativa las funciones que los usuarios demandan de esas apps.

El segundo motivo para recibir baneos temporales es realizar acciones masivas de golpe durante un corto periodo de tiempo. Entre ellas encontramos crear muchos grupos con personas que no tenemos en nuestra lista de contactos o mandar muchos mensajes a personas que no tenemos en nuestra lista de contactos de WhatsApp. Este tipo de actividades las hacen bots, y es fácil de detectar por parte de WhatsApp.

Otro motivo para baneo temporal es enviar el mismo mensaje a mucha gente. Aunque WhatsApp no pueda saber qué contiene un mensaje, sí puede saber que estás enviando el mismo muchas veces a muchos contactos. Este motivo está bastante limitado en la actualidad, ya que un mensaje sólo puede reenviarse como mucho a cinco contactos.

Por último, WhatsApp puede bloquearte temporalmente la cuenta si detecta que mucha gente te ha bloqueado en un periodo corto de tiempo.

Motivos para percibir expulsiones permanentes en WhatsApp

Recibir muchos bloqueos temporales es tener todas las papeletas para recibir un bloqueo permanente. Sin embargo, hay otras acciones que te suponen una tarjeta roja directa sin posibilidad de recuperación.

En primer lugar, ejecutar acciones automatizadas o en masa puede suponer un baneo automático de WhatsApp, ya que es un síntoma claro de uso de bots. WhatsApp banea a 2,5 millones de cuentas cada mes por este tipo de actividad. Actualmente hay un límite concreto a partir del cual salta la alarma que detecta el envío masivo automatizado de mensajes, imposible de alcanzar para un ser humano.

En segundo lugar, si WhatsApp detecta que tu número de teléfono ha sido usado para actividades sospechosas, puede bloquearte la cuenta. Esto se hace normalmente en el mismo momento de registro de la cuenta.

En tercer lugar, si varios usuarios te reportan a la vez, WhatsApp tiene motivos más que de sobra para eliminar tu cuenta.

Por último, otro motivo que puede esgrimir WhatsApp es que estés en un grupo con un nombre sospechoso de actividad ilícita. Por ejemplo, cualquier nombre de grupo relacionado con tráfico de menores o abusos sexuales, es bloqueado inmediatamente porque WhatsApp puede ver el nombre de todos los grupos. Para evitar a amigos graciosos, es recomendable cambiar la configuración de grupo para que sólo los administradores puedan cambiarle el nombre a un grupo.

Es importante tener en cuenta que WhatsApp te puede expulsar sin previo aviso, lo cual está contemplado en sus condiciones de uso. No obstante, si crees que tu expulsión no ha sido justa, siempre puedes contactar al servicio técnico para que te lo solucionen.