Crecen los intentos de estafa a través de WhatsApp: así tengo configurada mi app para evitarlo

Crecen los intentos de estafa a través de WhatsApp: así tengo configurada mi app para evitarlo

Carlos Zapatero

Ante el crecimiento de los intentos de estafa a través de WhatsApp, configurar nuestra aplicación de manera correcta es clave para evitar ser objeto de intentos de fraude. Te contamos cómo puedes hacerlo.

WhatsApp es una de las mejores herramientas de comunicación que podemos encontrar actualmente en el mercado. Sin embargo, el gran número de usuarios que concentra a nivel mundial también se ha convertido en su principal riesgo. Y es que muchos grupos de ciberdelincuentes se aprovechan de ella, y del desconocimiento general, para tratar de estafar.

Pese a que nunca vamos a poder eliminar al completo la posibilidad de ser objeto de este tipo de acciones, sí que podemos configurar nuestra aplicación para reducir al mínimo las posibilidades de caer en las redes de estas bandas. Te contamos cómo configurar tu cuenta de WhatsApp para conseguirlo.

Silencia las llamadas de números desconocidos

Uno de los primeros ajustes que debes tener bien configurado es la opción de “Silenciar llamadas de números desconocidos”. Desde que WhatsApp permite la llamada entre usuarios que tienen cuenta en la app, muchos fraudes han intentado realizarse a través de esta vía. Por este motivo, lo mejor que podemos hacer es atajar el problema de raíz y evitar que nuestro móvil nos muestre cuando se producen estas llamadas.

Para activarlo, debemos ir a la aplicación de WhatsApp y acceder al menú de “Configuración” de la misma. Acto seguido, pulsamos sobre “Privacidad” > “Llamadas” y habilitamos la opción de “Silenciar llamadas de números desconocidos”.

Desde ese momento, cualquier llamada que recibamos por parte de un número que no tengamos guardado en la agenda, se mostrará únicamente en nuestro historial de llamadas, pero nuestro móvil no nos notificará en el momento en el que se produce la llamada en cuestión.

Bloquea y reporta

Silenciando las llamadas, vamos a evitar que números sospechosos puedan molestarnos e interrumpirnos en cualquier momento del día. Pero, pese a ello, el canal de comunicación va a seguir abierto. El siguiente paso es proceder a reportar y bloquear cualquier número desconocido que sea sospechoso por algún motivo: o bien porque nos haya escrito un mensaje ofreciéndonos un trabajo cuyas condiciones no parecen muy reales, o bien porque tengan un prefijo extranjero que no nos resulte familiar.

Si hemos recibido un mensaje, debemos ir a la conversación en cuestión, pulsar sobre su número de teléfono y, desde su perfil, seleccionar “Reportar número de teléfono” que se encuentra en la parte inferior. Si, por el contrario, hemos recibido una llamada telefónica, debemos ir al menú de llamadas que encontramos dentro de la aplicación, pulsar sobre el icono de la “i” que aparece en la parte derecha de cada llamada y, de nuevo, pulsar sobre “Reportar contacto”, que se encontrará en la parte inferior del perfil del usuario en cuestión.

En ambos casos, el siguiente paso es pulsar sobre el botón de “Reportar y bloquear”. Cuando lo hagamos, se reenviarán a WhatsApp los últimos 5 mensajes de este contacto. Y, si procede, se eliminará la cuenta del mismo. En todos los casos se bloqueará para que no pueda volver a ponerse en contacto con nosotros.

Configuración de los grupos

Por último, debemos tener la configuración de los grupos bien realizada en materia de privacidad. Para evitar que nos añadan a grupos con personas desconocidas, tenemos que activar la opción de que únicamente puedan añadirnos a nuevos grupos personas que se encuentran en nuestra lista de contactos.

Para habilitar esta opción tenemos que volver a ir a los ajustes de WhatsApp, seleccionar la opción de “Privacidad” y en “Grupos”, activar la opción de “Mis contactos”. A partir de ahora, cada vez que un usuario quiera invitarnos a un grupo y no se encuentra en nuestra lista de contactos, deberá mandarnos el enlace por privado.

configuración de whatsapp en el movil

Con estas tres opciones no vamos a poder evitar los intentos de estafa en su totalidad, pero sí que vamos a reducir considerablemente cualquier posible punto de contacto con los grupos de ciberdelincuentes que buscan cometer sus fechorías.

¡Sé el primero en comentar!