Se filtra la novedad que tendrá PS5 Pro y que la hará irresistible en 2024

Se filtra la novedad que tendrá PS5 Pro y que la hará irresistible en 2024

Justo Romanos

Los seguidores de PlayStation ya pueden ir preparándose, porque el próximo año 2024 todos los rumores apuntan a que seremos testigos del lanzamiento de PS5 Pro. Y lo mejor de todo es que la próxima revisión del hardware de Sony llegará con novedades de primer nivel. Entre otras cosas, se acaba de filtrar que incorporará una tecnología con la que podría superar sobradamente a sus rivales.

Tras PS5 Slim, los usuarios ya tienen la mirada puesta en la versión Pro de PlayStation 5. Así continúa el ciclo de la vida de una consola que ya ha vendido casi 50 millones de unidades y que está determinada a seguir proporcionando a los jugadores una amplia potencia. Pero, en el modelo Pro, lo importante será la incorporación, según rumores, de la propia alternativa de Sony a la tecnología DLSS de Nvidia.

Sony prepara la artillería

El lanzamiento del modelo Slim estaba dentro de los planes naturales por los que suelen pasar las consolas PlayStation y tampoco se considera un hito drástico. Era de esperar. Pero con un modelo Pro las cosas cambian, puesto que Sony pondrá la mirada en estándares gráficos más altos mientras hace tiempo hasta que ponga a la venta PlayStation 6, la siguiente generación de su consola. Según las filtraciones que se están publicando en las últimas horas, generadas por unas declaraciones de Jeff Grubb, que suele acertar en sus comentarios, el lanzamiento de PS5 Pro se podría producir en el mes de septiembre de 2024.

Modelo original de la consola PlayStation 5

Con esta revisión, que sería la definitiva de PlayStation 5 y le permitiría encarar la Navidad de 2024 de una manera más que eficiente, Sony daría el todo por el todo antes de pasar a PS6. Para los usuarios, significará que, como decíamos, puedan echar mano de una tecnología similar al Deep Learning Super Sampling de Nvidia que hemos mencionado. Este sistema será propietario, estará desarrollado en casa y podría ayudar mucho a los usuarios a obtener el mejor rendimiento visual en sus juegos.

¿Pero será algo tan importante?

¿De ser cierto lo que dice Grubb? ¡Será muy importante! Pensemos que un sistema como DLSS sirve para optimizar las imágenes, escalando aquellas que tienen una resolución baja y pasándolas a alta resolución sin que se produzca ningún tipo de problema en el rendimiento. En la práctica, implica que se mejora la calidad de la resolución, el framerate y que todo acaba viéndose mejor y moviéndose de una manera más fluida. Actualmente PlayStation 5 ya se beneficia de este tipo de tecnología utilizando el sistema FSR, pero se trata de uno que ya ha quedado anticuado y que no está optimizado de una manera nativa.

Si Sony desarrolla su propio sistema vinculado al hardware de la consola estará consiguiendo unos resultados que serán proporcionales en efectividad, al menos teóricamente, a los del DLSS de Nvidia. Esto podría marcar la diferencia en muchas de las experiencias de juego disponibles en la máquina y aprovecharse de los últimos recursos de machine learning para que PS5 sea capaz de sorprender incluso a los usuarios más exigentes.

Personajes y accesorios del universo de PlayStation 5

No obstante, parece que de momento falta pulir muchos detalles sobre el funcionamiento que tendrá el sistema, la manera en la que se ejecutará el optimizado del rendimiento y, en general, cómo se le sacará partido. La idea está sobre la mesa y da la sensación de que está siendo una de las prioridades principales del equipo, pero lo más probable es que todavía haya que esperar para tener más constancia de lo que implicará su disponibilidad. Si todo va bien, lo más probable es que estemos hablando de ver juegos en 4K y 120 fps con el mejor rendimiento posible. Eso haría que volviésemos a estrenar PS5 con la misma emoción que cuando nos hicimos con la original.

Mientras tanto, Grubb dice que Microsoft también está trabajando en una nueva versión de Xbox, aunque se desconoce si será un modelo nuevo de la actual generación o su sucesora.