Este satélite puede espiarte incluso a través de las paredes desde el espacio

Los satélites usan cámaras con cada vez más resolución, ofreciendo una calidad de imagen que nos permite apreciar casi cualquier detalle desde el espacio. Sin embargo, ahora una compañía llamada Capella Space ha lanzado un satélite que puede ver incluso a través de las paredes y ventanas de nuestra casa.

El satélite fue lanzado por la compañía hace unos meses, y es capaz de tomar fotos mediante radar de cualquier parte del mundo con una resolución espectacular, llegando a atravesar muros de edificios, ya sea de día o de noche, o incluso si está nublado o lloviendo. Esto es muy importante, ya que siempre en la mitad del mundo es de noche, y de media, la otra mitad está nublado. Eso hace que no sea posible fotografiar la superficie de la Tierra con una cámara con sensores ópticos.

SAR: el radar que puede ver a través de las paredes desde el espacio

La cámara que usa Capella Space es SAR, o Radar de Apertura Sintética. Este radar funciona de manera parecida a como hacen los delfines para ubicarse, emitiendo una potente señal de radiofrecuencia a 9,65 GHz hacia su objetivo, y luego interpretando la señal que le llega de vuelta. Al enviar la señal de manera activa en lugar de recibirla de manera pasiva, puede llegar a penetrar a través de edificios, pudiendo esa frecuencia penetrar sin problemas las nubes, niebla, humedad o humo.

La compañía tiene un satélite operativo actualmente, pero esperan desplegar seis adicionales el año que viene. Cualquier persona o empresa podrá contratar sus servicios para tomar fotos de cualquier parte del mundo. La compañía no inventó el SAR, pero es la primera empresa en ofrecer el servicio comercialmente a usuarios. Además, su tecnología es la más precisa, donde cada píxel representa un cuadrado de 50 x 50 cm, frente a otras soluciones SAR actuales donde cada píxel representa unos 5 metros.

Pueden ver edificios, aeropuertos o bases militares de noche o con nubes

Así, por ejemplo, en la siguiente foto de Tokio, la compañía afirma que puede ver a través de habitaciones individuales, aunque en este caso está muy comprimida y no se ven, pero ellos sí pueden llegar a hacer zoom para verlo en detalle. De momento no pueden ofrecer más resolución por la ley estadounidense.

Entre los clientes del servicio pueden encontrarse agencias gubernamentales que quieran ver objetivos militares, así como monitorizar la actividad de un aeropuerto o una base aérea. La cámara puede llegar a ver incluso aviones ocultos tras telas o hangares. También es útil para analizar procesos de deforestación, o analizar cadenas de suministro.

Cuando lancen más satélites, será posible usar dos de ellos para obtener incluso imágenes en 3D al unir dos fotos en una sola. Cada satélite tiene un radar orientable para analizar cada objetivo. La compañía se originó después de que su creador sintiera una gran importancia tras el accidente del vuelo MH370 y la imposibilidad de localizarlo en el mar a pesar de que hay multitud de satélites en el espacio. Así, la cantidad de usos posibles es enorme. La compañía permitirá contratar la toma de imágenes por Internet.