Esta tele funciona sin cables: incluso sin el de la corriente

Esta tele funciona sin cables: incluso sin el de la corriente

Alberto García

Cada vez hay más tecnologías inalámbricas. El Bluetooth y el WiFi han revolucionado la forma en la que realizamos las conexiones en nuestros dispositivos. Actualmente incluso podemos cargar sin cables, aunque es necesario que haya una superficie de contacto para crear un campo electromagnético. Ahora, una nueva tecnología ha conseguido crear un sistema de transmisión de electricidad sin cables a distancia para poder encender un televisor sin cables.

El CES suele ser el lugar ideal para mostrar las tecnologías más innovadoras y disruptivas. En pasadas ediciones hemos visto múltiples demostraciones de dispositivos que funcionaban a distancia sin cables. Uno de los proyectos más prometedores era WattUp, que irrumpió en el CES de 2017 con su sistema de carga sin cables. Posteriormente presentaron Wireless Charging 2.0, el cual equipan en varios chips, y de momento están todos en fases de prueba para equipamiento médico y dispositivos de bajo consumo.

Reasonance: electricidad a distancia

Sin embargo, no habíamos visto dispositivos de gran consumo en una demostración como la que ha hecho la empresa Reasonance. Esta compañía ha mostrado en un vídeo cómo funciona su tecnología de electricidad inalámbrica con un televisor a una distancia de más de 50 centímetros, y además en un ángulo de 90 grados.

Como vemos en el vídeo, no hay ningún cable entre medias. Este tipo de demostraciones tienen más credibilidad cuando se hacen in situ en el propio CES, aunque por lo que parece el vídeo no hay nada que nos haga dudar de que realmente se trata de electricidad sin cables.

Para enviar electricidad a distancia sin cables es necesario crear un campo electromagnético con una bobina de cobre tanto para emitir como para recibir la electricidad. El principio es similar al de la carga inalámbrica Qi de los móviles, donde el móvil y el cargador tienen bobinas de cobre en su interior.

Así, en este sistema de resonancia magnética, la bobina puede integrarse en la pared, mientras que la bobina receptora puede integrarse dentro del propio televisor. Gracias a ello, se puede tener un televisor realmente sin cables, o utilizarlo como si fuera una especie de cargador Qi pero para televisores.

Gracias a ello, las bobinas no tienen que estar perfectamente alineadas, como se ve en el vídeo. Y la distancia es lo suficientemente grande como para poder llamarla inalámbrica, pudiendo llegar a enviar electricidad hasta a 50 centímetros. La eficiencia energética es del 90%, y la potencia transferida es de 120 vatios.

La electricidad sin cables no sólo puede llegar a ser útil en un televisor, sino también en coches eléctricos, donde nada más llegar a casa, empiece la carga de manera automática sin tener que enchufar cables. La compañía ha demostrado otros usos, como iluminar esta lámpara sin cables con una potencia de 200 W, a 1 metro, y con una eficiencia del 93%.