Máxima nostalgia: vuelve a jugar a Sega Saturn con Raspberry Pi

Una Raspberry Pi es una placa que cuenta con los elementos suficientes para que, combinándolo con otros elementos, se puedan crear diferentes tipos de dispositivos como robots u ordenadores, entre otras cosas. Hay una gran cantidad de proyectos para niños que usan una Raspberry Pi para sacar el máximo potencial. En esta ocasión, se ha usado para ayudar a potenciar una consola retro y poder jugar a sus juegos con mayor calidad y mejor rendimiento.

Las placas Raspberry Pi son ideales para los juegos retro por su portabilidad, sus capacidades de hardware y una gran variedad de accesorios. Existen muchos tipos de Raspberry Pi y aunque el modelo más recomendado para jugar sea la Raspberry Pi 4 o superior, se puede utilizar cualquiera.

El gran potencial de una Raspberry Pi 4

Además de por todo esto, también se caracteriza por su potente RAM, GPU y CPU. La Raspberry Pi 3 y 3+ cuenta con muchas carcasas retro, pero no así la 4. Sin embargo, ya se han encargado de hacer una placa de circuito impreso inspirada en la antigua consola retro Sega Saturn.

Esta nueva creación recibe el nombre de Sega Saturn CM4, y es una placa portadora del módulo Raspberry Pi 4 diseñada para caber dentro de una Sega Saturn. Sin embargo, con ella se pueden jugar a muchos más juegos retro de los que podría en una plataforma de emulación Raspberry Pi.

Por tanto, gracias al uso de la Raspberry Pi 4, se puede crear una versión mejorada de la consola original Sega Saturn que se lanzó en Europa en el año 1995.

Se puede usar con un mini cable HDMI, aunque existirá una placa adicional para el antiguo cable de la Sega Saturn. También se hará otra versión para el mismo cable, pero con Ethernet incorporado.

Posee una ranura microSD, un conector de audio de 3,5 milímetros y un puerto para poder conectar un pequeño ventilador y ayudar a la refrigeración y evitar el sobrecalentamiento. En cuanto a la salida de video, hay varias opciones disponibles ya que cuenta con soporte HDMI y CRT.

Ideal para jugar a juegos retro

También hay dos puertos micro USB en la parte delantera. En cuanto al kit del modelo Sega Saturn, este viene con una carcasa y un mando. Sin embargo, no se requieren todas las piezas para el ensamblaje, ya que deberán quitarse para adaptarse a la Raspberry Pi 4 adjunta.

Para emular a la consola original, se requiere Retropie 4.71 o superior. Se llegaron a alcanzar hasta 45 y 50 FPS con juegos como «Panzer Dragoon» y «Croc», respectivamente. Incluso se puede mejorar aún más el rendimiento si colocamos un disipador de calor.

Estos juegos se probaron a 1,5 GHz, pero sería posible ejecutarlos a 2 GHz. Con un Raspberry Pi 4 se pueden jugar a otros juegos retro de otras muchas consolas antiguas como la NES, la SNES o la PlayStation 1. A pesar de las grandes ventajas que aporta el uso de Raspberry Pi 4, también existen otras alternativas.