Internet será ultrarrápido gracias al grafeno

Las innumerables usos y propiedades del grafeno no dejan de sorprendernos. Un estudio sobre el grafeno publicado por la revista Nature Communications revela una fórmula clave para mejorar las características de los dispositivos de este material y usarlos como fotodetectores en futuras comunicaciones ópticas de alta velocidad.

Las propiedades del grafeno, un nanomaterial de un átomo de grosor, podrían aprovecharse para conseguir un Internet ultrarrápido, según una investigación realizada en conjunto por la Universidad de Cambridge y Manchester en la que han participado los científicos rusos Andre Geim y Kostya Novoselov, ganadores del premio Nobel de Física en el año 2010. El grafeno está considerado el material más fino del mundo y fue descubierto en la Universidad de Manchester en 2004, aunque en 1930 ya se hablaba de este material.

Aprovechar la velocidad de la luz

Según el trabajo publicado en la revista Nature Communications, “los científicos ya habían demostrado que al colocar dos cables metálicos a poca distancia sobre el grafeno e irradiar luz sobre esta estructura, se generaba energía eléctrica. Era un dispositivo simple que funcionaba como una célula fotovoltaica elemental”.

Uno de los mayores obstáculos que se encontraron los científicos a la hora de poner en práctica dicho mecanismo es que su eficiencia era muy baja. Todo viene porque al ser el grafeno el material más fino del mundo, su capacidad de absorción de la luz es, aproximadamente, de un 3%. El resto de la luz lo atraviesa por lo que no es capaz de aprovecharla para generar electricidad.

Sin embargo, los ganadores del premio Nobel Andre Geim y Kostya Novoselov, de la Universidad de Manchester, consiguieron resolver el problema mediante la combinación de unas estructuras metálicas colocadas de una forma en concreto sobre el grafeno. “Gracias a la combinación con estas nanoestructuras metálicas, el grafeno pudo aprovechar hasta veinte veces más la luz sin sacrificar su velocidad en absoluto”, apuntan en la investigación.

Estructura de grafeno

Increíble velocidad de comunicación

Lo más importante de este descubrimiento por parte de los científicos rusos es que su aplicación práctica podría suponer una increíble velocidad de comunicación en los cables de Internet. Gracias a la naturaleza única y singular de los electrones del grafeno y su alta capacidad de movilidad, la velocidad de comunicación que se podría llegar a conseguir sería decenas y, potencialmente, cientos de veces más alta que los cables más rápidos que existen en la actualidad.

“La tecnología del grafeno está madurando día a día, lo que tiene una repercusión directa tanto en el tipo de física tan interesante que encontramos en este material, como en la viabilidad y la gama de aplicaciones posibles”, explica Novoselov.

Ambos expertos aseguran que se han llevado una grata sorpresa, ya que se esperaban mejorar la eficiencia de los dispositivos que utilizan grafeno, pero no se esperaban que los avances fueran tan espectaculares. Según Andrea Ferrari, profesor del departamento de ingeniería de la Universidad de Cambridge y director del equipo colaborador, los resultados obtenidos tras la investigación, demuestran el gran potencial del grafeno en los campos de la electrónica óptica y la fotónica siendo aplicables en dispositivos como fotodetectores o células solares.