Filamentos para ayudar en medicina, lo último en impresión 3D

La empresa química alemana Evonik ha anunciado el lanzamiento de su nuevo biomaterial de impresión 3D. Diseñado específicamente para aplicaciones médicas, el filamento VESTAKEEP Care M40 3DF es seguro para el contacto corporal hasta por 30 días. El material de ingeniería de alto rendimiento se puede imprimir en 3D utilizando cualquier impresora 3D de alta temperatura común que normalmente puede procesar el material del que está hecho este filamento. Con este lanzamiento, Evonik ofrece una nueva ruta hacia la atención individualizada del paciente, con aplicaciones potenciales en prótesis, herramientas quirúrgicas y más.

Marc Knebel, director del segmento de mercado de dispositivos y sistemas médicos de Evonik, afirma: “Tras el éxito comercial de nuestro anterior filamento VESTAKEEP i4 3DF para la impresión 3D de implantes permanentes a largo plazo, ahora estamos ampliando las posibilidades de la tecnología médica moderna para el tratamiento individual de pacientes con este nuevo producto».

La importancia de la impresión 3D

Durante más de 20 años, Evonik ha proporcionado a las empresas de fabricación una amplia variedad de materiales de fabricación aditiva. La firma ahora tiene una de las carteras más extensas de biomateriales para su uso con tecnología de impresión 3D, lo que permite crear piezas destinadas al contacto humano temporal y permanente. Más allá de la gama VESTAKEEP, la compañía también ofrece la línea RESOMER, una serie de filamentos diseñados para la impresión 3D de dispositivos médicos implantables y bioabsorbibles.

Es nuevo filamento de Evonik está diseñado para piezas médicas de contacto a corto plazo. El filamento, al igual que cualquier polímero, presenta una combinación de resistencia a la temperatura, resistencia química y excelentes propiedades mecánicas, como alta resistencia.

Filamento

El producto cuenta con una variante que también ofrece biocompatibilidad y gran esterilización, ampliando la lista de aplicaciones a audífonos, prótesis, aparatos ortopédicos, guías dentales de perforación e instrumentos quirúrgicos individualizados que necesite cada paciente. Está disponible en un diámetro de 1,75 milímetros y cada bobina pesa 500 gramos. Este filamento de impresión 3D está sujeto a los estrictos estándares de gestión de calidad de los materiales médicos.

Un material útil en el ámbito médico

Knebel también asegura que  para garantizar una calidad de vida mejor para sus pacientes, se necesita una gran variedad de materiales y que además, está desarrollando constantemente su conjunto de biomateriales 3D. A su vez, piensan en lanzar un innovador filamento con propiedades osteoconductoras que permiten a las células de los huesos que se adhieran mejor y más rápidamente a los implantes. “Nuestro objetivo es revolucionar la tecnología médica ofreciendo soluciones de materiales innovadoras» finaliza.

Impresora 3D

No es la primera vez que Evonik fabrica filamentos usando impresión 3D, ya que anteriormente fabricó el modelo INFINAM PEEK 9359 F 3D para piezas de ingeniería. Este material es muy útil en el ámbito aeroespacial ya que es un filamento que sirve como reemplazo a ciertas piezas que tienen contacto con productos químicos. También es resistente al ácido, tiene una gran fuerza mecánica y cuenta con retardo de llama.