Drones como granadas: lo último del ejército de EE.UU

Son muchas las empresas que usan drones para hacer su trabajo, agilizando así muchos procesos y ahorrando dinero. Aunque su uso no es solo para fines laborales, ya que cualquier persona puede comprarse uno y usarlo. Se trata de un producto revolucionario ya que existen muchos tipos de drones.

Uno de los campos donde son más usados los drones son en el ámbito militar, tanto para tareas de ataque como de reconocimiento e inspección de una zona. Sin embargo, el ejército de Estados Unidos está ahora testeando una nueva función para sus drones: usarlos como granadas de fragmentación.

Ese tipo de dron ha sido desarrollado por una empresa de Australia pero han sido los soldados de Estados Unidos los que lo han probado en varias misiones de práctica. El objetivo de estos ensayos era probar su funcionamiento para corroborar si se podrían usar estos drones en diferentes misiones militares.

Nunca se había visto un dron así

Cuando pensamos en la forma de un dron, generalmente la imagen que se nos viene a la cabeza es una nave horizontal bastante grande, pero este tipo de dron es vertical, aunque si sigue manteniendo cuatro pequeñas helices para mantener el vuelo.

Uno de los datos más curiosos de este nuevo tipo de dron es que puede despegar de modo distinto al resto, ya que se introduce toda la estructura en un lanzagranadas y este se dispara al aire, haciendo que el dron comience a volar. Hay que manipularlo con cuidado ya que su interior está lleno de munición explosiva.

Lanzagranadas

Por tanto, para hacerlo despegar se puede optar tanto por lanzarlo al aire como a dispararlo con un lanzagranadas, aunque en caso necesario, también se puede usar directamente como un arma explosiva en vez de hacerlo volar.

Puede ir solo o pilotado por alguien

Para conducirlo es suficiente con que un soldado lo pilote desde cualquier sitio mediante un dispositivo de tierra, aunque también puede conducirse de forma automática. Se puede optar por hacerlo explotar para hacer daño al enemigo o simplemente hacerlo volver y usarlo en un futuro.

También se puede usar para misiones de búsqueda o supervisión, ya que permite grabar imágenes. Incluso puede usarse como una bomba de humo o llevar implementado un láser.

Dron granada

Su peso no supera los 200 gramos, lo que lo hace muy cómodo a la hora de pilotarlo. Su batería cuenta con una autonomía de hasta una hora aproximadamente y puede llegar a estar más de 15 kilómetros de distancia del piloto.

Estos drones han sido fabricados con un material bastante barato y su producción va muy rápida. Además de esta empresa de Australia, ya son otras compañías en otros continentes las que también están pensando en ideas similares a este dron que puede ser una granada.