Peligran los drones de Amazon para repartir paquetes

Los drones han nacido como resultado del avance de la tecnología en los últimos años. Estas pequeñas aeronaves son tripuladas pueden ser tanto pilotadas como conducirse por ellas mismas, aunque lo primer es lo más común. Hay muchos tipos de drones que sirven para diferentes cosas, ya que también los drones tienen muchos usos. Sin embargo, el proyecto de Amazon de usar drones repartidores de paquetes podría verse comprometido y no hacerse realidad.

Según un informe reciente, este proyecto que se está llevando a cabo en Inglaterra ha perdido ya a más de 100 empleados, lo que provoca que el plan esté en caída libre. Además,, muchas de esas personas despedidas del proyecto ahora se encuentran en otras secciones dentro de la empresa, por lo que parece que la organización no está para nada clara.

Descontrol dentro de Amazon

Al parecer el problema surge a partir de que la empresa tomara una serie de decisiones polémicas como por ejemplo cerrar un equipo encargado de analizar imágenes que tomaban drones para identificar huesos tanto de personas como de animales que luego volvió a ser abierto, por lo que la decisión de que cerrara no tiene sentido.

Incluso un empleado asegura que llegó a estar a cargo de hasta tres personas distintas en un periodo de 30 días.

Tambien había personas que por lo visto no hacían bien su trabajo, como aprobar todas esas imágenes sin corroborar si en ellas había o no peligros.

Por tanto, estaban a cargo del proyecto personas que no tenían los conocimientos pertinentes ni suficientes para estar al frente de algo de tanta envergadura.

Es por ello que este descontrol dentro de la empresa haya provocado que este proyecto por ahora se encuentre parado y parece que aun tardará en reanudarse, visto lo visto.

Parece lejano que este proyecto se haga realidad

Este programa de drones repartidores nació hace 8 años y aunque en más de una ocasión parecía que podían comenzar a usar estas aeronaves para las tareas de reparto, cada vez eso parece más lejano.

De hecho, la compañía aseguro que ya hace 5 años entregó un paquete de esta forma en Inglaterra, pero se trataba de un engaño ya que era un pedido preestablecido.

Además, el proyecto de drones repartidores de Amazon implicaba por ejemplo que el dron aterrizara en la propiedad para dejar el paquete, algo que puede llegar a ser muy complicado y difícil de manejar.

Incluso otros drones que hacen estas tareas no necesitan aterrizar para dejar el paquete en su lugar, por lo que por ese lado Amazon sale perdiendo. Otro de los problemas que presentan los drones es su elevado peso (casi 30 kilos).

Por tanto, parece que este ambicioso proyecto de Amazon de drones repartidores de mercancía tardará en hacerse realidad si la situación continúa como hasta ahora.