Este dispositivo portátil te dice siempre la calidad del aire a tu alrededor

A día de hoy existen muchos dispositivos capaces de detectar toxinas en el entorno. Sin embargo, cualquier de los aparatos que puede hacer esta función es capaz solo de detectar unas pocas de estas sustancias. Sin embargo, se ha creado un nuevo sensor que es mucho más completo y que es capaz de detectar hasta más de 100 toxinas a la vez.

Son muchas las empresas y las compañías que se encargan de producir dispositivos para ayudar a garantizar la seguridad en la vida de las personas. Existe la posibilidad de que haya sueltas en el aire muchas sustancias tóxicas que pueden llegar a ser muy perjudiciales para la salud.

Un aparato portátil y muy útil

La empresa Airotect ha sido la encargada de crear este producto. Se trata de una compañía que está afiliada a la Universidad Estatal de Oklahoma, en Estados Unidos.

El dispositivo recibe el nombre XCel + y tiene las mismas dimensiones más o menos que una tarjeta de crédito. Se puede enganchar sin problemas a la ropa del usuario para que lo lleve encima sin inconvenientes.

La idea es que en el futuro este mismo dispositivo se diseñe igual, pero con una forma más pequeña para que se pueda meter en un bolsillo o en un parche que se cosa en la ropa.

En su interior, el XCel + contiene tres tubos expuestos al aire que están llenos de un material que recibe el nombre de OSU-6. Gracias a un tipo de atracción eléctrica, este material se encarga de atraer moléculas de compuestos orgánicos volátiles en el aire.

Un dispositivo que garantiza nuestra seguridad

Para comprobar qué clase de moléculas de compuestos orgánicos volátiles ha capturado el dispositivo (y en qué concentraciones), este se lleva a un laboratorio y se somete a temperaturas muy elevadas para liberar las moléculas y proceder a su posterior análisis. Por el momento, las pruebas han revelado que se han llegado a detectar más de 100 compuestos.

En la actualidad este aparato se está probando en diferentes instalaciones como terrenos donde se plantan cultivos agrícolas, plantas de fabricación y operaciones militares. No debería tardar en comercializarse y estar disponible tanto para el uso comercial como para el público. Su precio será de unos 75 dólares.

Se trata de un dispositivo muy útil ya que estas toxinas son invisibles para nosotros y pueden ser perjudiciales para la salud. Existen muchos peligros que no conocemos. Por tanto, gracias al uso de este producto, se podrían capturar muchas de estas sustancias tóxicas.

Por tanto, no dudes en adquirir este producto para caminar por la calle con la seguridad de que estás pasando por un lugar libre de elementos nocivos para el cuerpo.