Los comentarios de «cuñao» que oirás esta Nochebuena sobre tecnología

Los comentarios de «cuñao» que oirás esta Nochebuena sobre tecnología

Alberto García

Si hay alguna ventaja ante toda la problemática que nos ha originado la pandemia para celebrar la Navidad es que muchos no vamos a tener que coincidir con nuestros cuñados o incluso otros familiares que hacen las veces de «cuñaos». Estas personas son conocidas por hablar de oídas, rápido, sin conocer bien la materia de la que hablan, e intentando pontificar su ignorancia ante tu más que posible conocimiento. Por ello, vamos a ver cómo podemos estar preparados ante este tipo de comentarios.

El 5G y la vacuna

Este será probablemente el tema estrella si tienes un cuñao magufo. Aunque es un tema que desafía a toda lógica, tu cuñao puede llegar a defender las posturas más inverosímiles con tal de dárselas de listo, diciendo que el virus lo ha creado China (sin aportar ni una prueba), o diciendo falsedades sobre la vacuna.

La vacuna, como es lógico, no contiene ningún tipo de microchips ni nada parecido, ni mucho menos nada que se active a través de redes 5G (podéis consultar aquí su composición). Algunos bulos acusaban al 5G de la expansión del virus, lo cual también es otra locura a nivel biológico y tecnológico, donde decían que Wuhan era la primera ciudad 5G del mundo. Esto es obviamente una locura, ya que hay 5G en España y Reino Unido desde junio de 2019, sin ir más lejos.

El WiFi/5G da cáncer

Relacionado con ese bulo, tenemos otro de que el WiFi y el 5G dan cáncer. Para hacernos una idea de semejante barbaridad, basta con ver que por ejemplo los 700 MHz en los que operará el 5G el año que viene estaban ocupados hasta hace unos meses por la TDT. Y nadie jamás ha dicho que la TDT dé cáncer (bueno, alguna programación sí).

Tanto el 5G como el WiFi utilizan una radiación electromagnética no ionizante, es decir, que no pueden arrancar electrones ni pueden dañar nuestro ADN o células. La luz es mucho más potente en el espectro, y no por ello vives a oscuras encerrado. A su vez, nuestro propio cuerpo emite más radiación en forma de calor con radiación infrarroja.

Los móviles chinos son peores que mi iPhone

Los móviles son cada vez más avanzados y ofrecen más y mejores funcionalidades a mejor precio. Los de Xiaomi con una muestra de ello, con un rendimiento excelente incluso en las gamas medias en torno a 200 euros. Los iPhone, aunque caros, también son excelentes móviles, pero en la actualidad no hay motivos para desmerecer a marcas como Realme o Xiaomi, que ofrecen los mejores procesadores del mercado en Android por precios desde los 400 euros, con un software pulido y lleno de funcionalidades.

Los coches eléctricos no merecen la pena

El avance de los coches eléctricos es imparable. Cada vez hay más híbridos y versiones eléctricas de los coches actuales, aunque su precio todavía sigue siendo más elevado que los motores de explosión por el alto precio de las baterías. No obstante, a largo plazo ofrecen muchas ventajas; sobre todo si se usan en ciudad. En el caso de hacer muchos viajes largos o no tener un garaje privado para cargarlo, el coche eléctrico todavía no compensa. No obstante, para ciudad, y si tienes un garaje privado, es un complemento ideal para coches de explosión.

No necesito cambiar de tele, y el 4K no sirve de nada

Tu cuñao puede quedarse sin ver la TDT en 2023 si todo va según lo previsto, ya que para ese año se espera que la TDT española pase a usar el estándar DVB-T2, que sólo es obligatorio integrar en televisores desde verano de 2019. No obstante, la mayoría de televisores lanzados desde 2015 lo incluyen. Y si no, siempre se puede compra un sintonizador de TDT aparte.

xiaomi oled smart tv

En cuanto al contenido en 4K, casi todas las nuevas películas y series que se lanzan en la actualidad están disponibles en esta resolución, ya sea en las plataformas de streaming o comprando los Blu-ray. En YouTube también encontramos mucho contenido, así que comprar un televisor 4K merece ahora más la pena que nunca; sobre todo cuando sus precios son tan bajos.

Para qué quieres la PS5 si tienes la PS4

Actualmente hay una gran escasez de consolas en el mercado debido a que TSMC no da abasto a fabricar chips para Apple, Qualcomm, NVIDIA y AMD. Así, las consolas Xbox Series X y PlayStation 5 son difíciles de encontrar en stock. Por suerte, no hay muchos juegos que puedas jugar en PS5 o Xbox Series X en exclusiva, ya que muchos de sus títulos están disponibles en consolas previas. Casos como el de Cyberpunk 2077 son una excepción, y una PS4 Pro o una Xbox One X siguen siendo muy buenas consolas para jugar en la actualidad. De segunda mano puedes encontrar muchos modelos, y de momento no grandes motivos para cambiar de consola.

Alexa, Facebook o Google me escuchan

A quién no le ha pasado estar hablando de algo y que de repente te salgan anuncios de eso que has hablado. Esto pasa con demasiada frecuencia, y nos da pie a pensar que nos están escuchando. Sin embargo, hay otros factores muy importantes, como es el cruce de datos entre plataformas. Por ejemplo, Google puede saber que hemos estado cerca de una persona o una tienda relacionada con ese contenido, y mostrarnos anuncios por ello. Los altavoces no escuchan a no ser que uses la palabra clave que los activa. Si no te fías, siempre puedes desactivar el micrófono en Alexa.

El ojo humano no ve a más de 24 FPS

Otro clásico que se repite constantemente, a pesar de que existen pantallas de 60, 120, 144 y 240 Hz e incluso 360 Hz, que se refrescan a esas cifras de fotogramas por segundo. Los 24 FPS se eligieron en el cine porque, junto con el motion blur para suavizar el movimiento, era suficiente cantidad de fotogramas para distinguir movimiento sin marearse y ahorrar cinta en la grabación. Actualmente a cuantos más FPS funcione un juego, mejor y más fluido irá, y el ojo humano puede distinguirlo perfectamente, aunque a partir de 240 Hz se hace cada vez más difícil.

En definitiva, vemos que los cuñaos siempre van a tener armas para luchar contra la razón. Esperamos que sepáis defenderos.