Este avión creado entre EEUU y España puede volar durante 3 meses sin aterrizar

El avance de la tecnología ha permitido que se pueda crear una infinidad de cosas que ayudan tanto a personas y empresas como al medio ambiente. Son cada vez más las aeronaves que se fabrican y que utilizan formas de energía limpias en vez de combustible. Es el caso de uno de los futuros aviones en los que está trabajando la Marina de los Estados Unidos.

Esta contaría con la capacidad de poder mantenerse en el aire hasta tres meses sin necesidad de aterrizar. Todo gracias a un mecanismo de paneles solares instalados en las dos alas del avion. Hay que destacar que se trata de un vehículo aéreo no tripulado.

Fabricado por una compañía americana y española

La empresa encargada de la fabricación de este avión es una compañía aeroespacial estadounidense y española. Ellos se encargan de crear tecnología que permite a la Marina de los Estados Unidos realizar labores de vigilancia sin descanso alrededor de las zonas en las que se encuentran sus barcos en alta mar.

Cuenta con unas dimensiones de casi 72 metros y gran parte de su superficie está cubierta de estos paneles solares que le permiten generar una cantidad de energía muy grande.

Incluso la empresa tiene un plan B en caso de que hubiera un periodo en el que el avion tuviera problemas para recoger energía solar: usar combustible de hidrógeno.

Esta aeronave se trata de una evolución de otro prototipo parecido que si que podía llevar tripulación y que hizo una vuelta al mundo hace 6 años.

Los motivos por los que el avion no puede llevar en su interior tripulación son muy fáciles de entender: al ahorrar hueco donde se acomodarían estos pasajeros, todo ese espacio se puede utilizar para que haya una mayor capacidad de carga útil en la aeronave.

De hecho, puede cargar hasta con casi 400 kilos de peso en cuanto a dispositivos de cámaras y radares se refiere.

Un avión eficiente y con futuro

Es una gran ventaja que la aeronave puede mantenerse en el aire durante tanto tiempo sin necesidad de realizar un aterrizaje. De este modo, el avion puede estar contantemente vigilando una zona durante semanas sin parar y no tiene por qué interrumpir su actividad.

Además, su uso supondría mucho ahorro para los Estados Unidos, ya que se ahorrarían muchos costes ya que no hay necesidad de estar constantemente haciendo despegar y aterrizar aviones de reconocimiento y hacerlos repostar cada vez que quieran volver a volar.

Se espera que la compañía pruebe todas las funciones de la aeronave de forma autónoma: tanto el despegue como el aterrizaje y las pruebas necesarias mientras el avion se encuentra en el aire.

Cuando finalicen estas pruebas, entonces comenzarán las que durarán más con la finalidad de perfilarlo todo para hacer que el avion se capaz de volar durante 90 o más días.

El uso de formas de energía renovables en vehículos aéreos supone un gran avance y seguramente que en un futuro todas las aeronaves empleen este tipo de energía.