Estos 10 productos usan grafeno y no tenías ni idea

Estos 10 productos usan grafeno y no tenías ni idea

David Parra

Existen muchos materiales en el mundo que se utilizan en la fabricación de diferentes productos. Sin embargo, uno de los más polivalentes y que se puede usar en muchos productos es el grafeno. Este material se aplica en muchas cosas diferentes al ser un nanomaterial con un espesor muy fino. Además, cuenta con características que lo hacen destacar sobre otros materiales como su flexibilidad, que es conductor de la electricidad o muy resistente al calor.

Es por ello que os traemos una serie de productos que probablemente desconocías y que usan grafeno.

Baterías, pantallas, dispositivos médicos…

Uno de los productos donde más se utiliza el grafeno es en las baterías de diferentes dispositivos electrónicos. Este material ayuda a aumentar la capacidad de la batería, lo que lo hace ideal para aumentar la duración de la batería en dispositivos móviles o drones, entre otros dispositivos.

También es útil su uso para fabricar células solares, encargadas de recoger energía a partir de la luz del Sol.

Como hemos mencionado anteriormente, el grafeno es muy flexible. Eso lo hace un material muy importante a la hora de hacer pantallas flexibles. Actualmente algunas marcas telefónicas están desarrollando smartphones que tienen la pantalla flexible. Además, también sirve para crear pantallas táctiles.

Como también es un material muy resistente, se puede usar también para crear prendas o dispositivos de seguridad como chalecos antibalas.

Su resistencia también le hace ser un material útil en el mundo del deporte: muchos equipos de ciclismo o tenistas lo usan para hacer piezas de las bicicletas o raquetas. Además, también es muy ligero.

El ámbito de la medicina también aprovecha el grafeno para crear dispositivos médicos que sirven para ayudar a mejorar la salud muchas personas.

Materiales compuestos, bombillas, vehículos…

Incluso puede usarse el grafeno para crear nuevos materiales. Debido a que presenta unas propiedades químicas y mecánicas tan buenas, se puede integrar en otras estructuras para crear nuevos materiales que tengan unas especificaciones aún mejores que las que tiene el mismo grafeno.

Es un material que tampoco se oxida al estar en contacto con el aire, por lo que también se aplica mucho a la hora de hacer recubrimientos protectores, para que actúe como protección ante la corrosión.

En el mundo de la iluminación también puede utilizarse el grafeno. Sus características lo hacen un material resistente a elevadas temperaturas por lo que es ideal para la fabricación de bombillas o también de luces LED. Además, su consumo energético es bajo.

Por último, la industria del automóvil también usa mucho este material. Vehículos de todo tipo como coches, camiones o furgonetas lo usan para mejorar su resistencia. Pero no solo vehículos de carretera, sino también aviones, trenes e incluso barcos.

2 Comentarios