Netflix subirá de precio en España a partir del 1 de febrero a cambio de mejoras

La plataforma líder de streaming subirá de nuevo los precios a partir del próximo mes de febrero. Primero será en Estados Unidos donde los usuarios comenzarán a pagar 4 dólares más al mes en cualquiera de los tres paquetes y después la subida se extenderá al resto de Europa. (Actualización):  ¡Felices Santos Inocentes!

El pasado mes de julio, el banco de inversión Jefferies publicó un informe en el cual advertía que la compañía líder en entretenimiento preparaba una subida importante en todos sus paquetes. Un estudio basado en el uso de la plataforma en Estados Unidos, India y Reino Unido concluía que los usuarios estaban dispuestos a pagar un poco más para seguir disfrutando de todos los contenidos originales.  Medio año después la empresa ha confirmado que a partir del próximo mes y de forma progresiva irán actualizando los paquetes de precios en diferentes países. Febrero será el mes en el cual en España los precios aumenten una media de 4 euros mensuales.

Nuevos paquetes

La compañía aumentará el precio de las tres modalidades, pero aplicará mejoras en el plan premium. Así por ejemplo el acceso básico costará 10,99 euros al mes, el plan estándar 14,99 euros y el Premium 19,9 euros al mes ampliando el número de dispositivos que pueden usar la plataforma hasta 8 y ofreciendo calidad de imagen 8K para aquellos usuarios que disponen de un televisor compatible con esta tecnología.

Evolución de Netflix

La compañía cerrará el ejercicio con más de 200 millones de clientes en todo el mundo y obtendrá un beneficio neto superior a los 800 millones de euros. Con el incremento de precio que tendrá impacto en los resultados del primer trimestre de 2021 la empresa podría superar los 1.000 millones de beneficio consiguiendo un hito histórico para una empresa dedicada en exclusiva al streaming. Hay que tener en cuenta que la compañía ha adoptado una nueva política fiscal por la presión de los diferentes ejecutivos y así por ejemplo comenzará a tributar en España a partir del próximo ejercicio en lugar de hacerlo en Holanda como sucedía hasta ahora. Este nuevo modelo tendrá un impacto en las cuentas importante ya que la carga impositiva en todos los países de la Unión Europea es superior a la que soporta en los Países Bajos.

En 2018 la empresa apenas pagó 3000 euros de impuesto de sociedades en España mientras que en Holanda facturó más de 6000 millones procedentes de todos los países de la UE. Esta desigualdad fiscal ha provocado que varios países trabajen de forma conjunta en la llamada «Tasa Google» que tiene como objetivo armonizar a nivel fiscal el negocio que generan las filiales de los gigantes de Internet en los diferentes países de la Unión Europea.

Liderazgo total

La compañía de Reed Hastings ha incrementado su valor en 2020 un 56% alcanzando una capitalización bursátil de 230.000 millones de dólares. Este aumento contrasta con la evolución de los antiguos líderes del sector que no han sabido reinventarse.

Un simple ejemplo puede ser Blockbuster que pasó de ser una referencia a ser una empresa completamente a la deriva. El mercado del entretenimiento está prácticamente dominado por Netflix, Disney+ y HBO, sin embargo, están apareciendo otras compañías que buscan en los deportes un nicho de mercado importante con el objetivo de canibalizar a todos los operadores que disponen en este momento de los derechos de las principales competiciones. Así por ejemplo encontramos a FUBO TV, una plataforma que en apenas un mes ha multiplicado por dos su capitalización y ya supera los 2.000 millones de dólares.

Diferentes analistas y bancos de inversión creen que Netflix podría dar el siguiente paso para adentrarse en el competido mundo de los derechos deportivos, todo ello supondría una inversión millonaria que con toda seguridad impactaría en los precios actuales que ya alcanzan los 20 euros al mes en el paquete premium.