Las películas que compras online no son tuyas, al menos en Amazon

Las películas que compras online no son tuyas, al menos en Amazon

Alberto García

El concepto de «propiedad» es algo que se ha diluido bastante por culpa de las plataformas online. Cuando compras un juego o una película en formato físico, ese contenido es tuyo, y tiene un DRM con clave única que hace que ese original tenga valor. Sin embargo, en las plataformas online todo cambia, y ahora ha sido Amazon quien ha confirmado que lo que compras no es tuyo.

Y es que Amazon está ahora mismo participando en un juicio donde la compañía ha confirmado que, cuando alguien compra un contenido para ver en Amazon Prime Video, en realidad están obteniendo una licencia para verlo durante un «periodo indefinido de tiempo«.

Amazon Prime Video, al igual que otras plataformas como Google Play Películas, permiten comprar o alquilar películas online, pero en sus términos y condiciones de uso detallan específicamente que todo el contenido comprado no es de su propiedad, sino que lo están licenciando indefinidamente.

Amazon afirma que estás comprando una licencia indefinida

En abril, una mujer llamada Amanda Caudel demandó a Amazon por competencia desleal y publicidad falsa, afirmando que la compañía se reserva el derecho en secreto de bloquear el acceso de los consumidores a contenido comprado en Prime Video. La demanda ha sido realizada de manera conjunta con otros ciudadanos de California que han comprado contenido en la plataforma desde el 25 de abril de 2016.

El lunes, Amazon registró una moción para desestimar su demanda afirmando que ella no se ha visto afectada por la retirada de contenido, y que ella misma ha comprado 13 títulos en Prime Video desde que ha presentado la demanda, por lo que la mujer no ha llegado a cancelar la suscripción a Amazon Prime. Además, afirma que en la demanda se indica de manera poco precisa a comentarios online sobre el potencial daño, pero no menciona ningún caso concreto que haya afectado a suscriptores de Amazon Prime.

Además, la compañía afirma que está claramente detallado en los términos y condiciones de uso que «puede que algún contenido deje de estar disponible en el futuro». Además, cada vez que se compra contenido, se le informa al usuario de que sólo se está obteniendo una licencia limitada y que el contenido podría desaparecer si el proveedor de la licencia lo retira en algún momento, así como por cualquier otro motivo. Amazon afirma que no importa que Caudel se haya leído o no la letra pequeña, que igualmente cuando lo compra está legalmente obligada a cumplirlo.

Habrá que esperar unos meses para ver qué determina el juez

El problema es que el juez puede llegar a determinar que esta cláusula como tal es abusiva, dependiendo de si es lícito o no que Amazon pueda retirar el contenido a los usuarios y quedarse con el dinero que éstos han pagado. Habrá que esperar hasta enero para ver cómo se desarrolla el juicio.

Este tipo de dudas llevan ya años presentes con plataformas como Steam, donde se han dado casos de juegos en los que por ejemplo se ha perdido la banda sonora por haber caducado la licencia original. En el caso de que un juego desaparezca de la tienda, los usuarios que lo tienen comprado siguen pudiendo acceder a él.