Netflix estrena el primer anime hecho a mano en 4K, HDR y Dolby Atmos

Netflix estrena el primer anime hecho a mano en 4K, HDR y Dolby Atmos

Alberto García

Netflix ha sido una de las plataformas más importantes a la hora de hacer que el 4K y el HDR lleguen a nuestros hogares. Desde hace años, la compañía ha obligado a que todo su contenido original se grabe en 4K y HDR, lo que forzó a empresas de cámaras de cine como Arri a mejorar rápidamente sus modelos para cumplir con esas exigencias. Ahora, también están llegando a una de las industrias donde el contenido en 4K no se creaba por limitaciones técnicas: el anime.

Las películas y series de anime tienen un estilo muy particular, contando unas historias fantásticas con un arte único. A diferencia de lo que ocurre en otros géneros, el reescalado en dibujos es mucho más fácil de realizar, y por ello Netflix se propuso mejorar muchas de las películas que tienen en HD para ofrecerlas en 4K, además de aumentar la profundidad de color.

Netflix cuenta con el equipo de Creative Technologies para ver cómo mejorar la creación de contenido de la plataforma en el largo plazo. El hecho de apoyar el 4K y el HDR es debido a que ambas tecnologías serán la forma principal de visualización de contenido dentro de 5 años.

El sol naciente: el primer anime a mano en 4K y HDR

Por ello, han trabajado en reescalar películas como Sidonia no Kishi, Shiki Oriori y Godzilla de SDR a HDR, pero han querido ir un paso más allá y crear anime desde cero en 4K y HDR. Para hacerlo, han colaborado con Production I.G, creadores de Ghost in the Shell o la parte de anime de Kill Bill, y han creado un corto de anime llamado Sol Levante (traducido por Netflix en España como El sol naciente), el cual está disponible en 4K y HDR con Dolby Vision y Atmos.

La producción de anime en Japón no ha cambiado mucho en los últimos años. Aunque la producción ahora es más compleja porque hay más inversores y subcontratas involucrados, la mayoría de dibujos siguen haciéndose a mano a pesar del aumento del anime en 3D hecho por ordenador (como Saint Seya o Ultraman). Muchos artistas prefieren seguir dibujando a mano o no tienen dinero para dar el salto a lo digital. Y los que lo han dado, no tienen incentivos para saltar a la última tecnología que puede posibilitar la creación en 4K y el HDR.

Por ello, la mayoría del anime se hace para 720p, y sólo los estudios con más recursos lo hacen en Full HD. Para el 4K, se hace necesario hacerlo en digital porque los dibujos a mano se escanean, y con tanto detalle se ven las marcas de los lápices, o se necesita hacer dibujos mucho más grandes. Además, el color elegido normalmente es sRGB, aunque luego se aplica un LUT para pasarlo a DCI-P3 para conservar la mayor información posible.

La producción del corto de poco más de 3 minutos de Netflix les ha llevado dos años de producción, diseño y adaptación del equipo para trabajar con flujos de vídeo 4K. Además, tuvieron que pasar a usar monitores de referencia de al menos 1.000 nits de brillo para las decisiones que usaron para los colores.

Una serie de anime normalmente requiere entre año y medio o dos años para 12 episodios. Para el corto, el proceso se hizo todo en digital con herramientas como Procreate, Photoshop, After Effects, etc, y usando líneas mucho más finas y suaves para que se vieran mejor en HDR, además de elegir tonos de piel mucho más suavizados y con más profundidad de color.

Con ello, incluso pudieron prescindir de elementos como el brillo en los ojos, donde normalmente se usan efectos visuales como un destello similar al de una estrella, ahora podían usar más colores para simular el centelleo en los ojos.

Sonido Dolby Atmos: complemento ideal del 4K y HDR

A nivel de sonido, también utilizaron Dolby Atmos para garantizar la mayor inmersión posible. La banda sonora fue grabada con micrófonos Schoeps ORTF 3D, con sonido basado en objetos moviéndose por la habitación. Con eso, tienen un complemento ideal a la hora de contar la historia.

¿Qué harán en el futuro?

El trabajo realizado por Production I.G. y Netflix es una culminación de arte, tecnología y curiosidad. En la colaboración de dos años que han hecho con la empresa, Netflix ha aprendido qué herramientas ha de facilitar a la industria para mejorar la calidad de imagen de las series de anime de Netflix.

Por ello, han publicado los materiales originales utilizados para la realización del corto de manera que puedan usarse para experimentar y ayudar al desarrollo de anime en 4K y HDR. El corto puede verse en Netflix a máxima calidad si contamos con la suscripción Premium, pero en el enlace podemos descargar el corto en su formato original y sin compresión.

El director Akira Saitoh afirma que el 4K HDR es el nuevo horizonte al que hay que aspirar para seguir siendo líderes en la creación de contenido con la máxima calidad posible. El problema es que ello requiere casi un cambio de paradigma a la hora de hacer cosas, en un país donde las costumbres tradicionales se respetan mucho. La mayoría de estudios no cuentan con las herramientas y el equipamiento necesario para dar el salto a 4K. Pasar a HDR es más sencillo porque los problemas que presenta se solucionan con más facilidad.

Además, el nombre de Sol Levante no ha sido elegido al azar, ya que para el director, este proyecto ha sido el comienzo de una nueva era para los animadores japoneses. El corto ya está disponible desde hoy en Netflix España en este enlace.