Esta gran liga europea de fútbol se pone dura con el IPTV pirata

El IPTV está causando estragos en las competiciones deportivas. Esta modalidad de piratería se ha disparado en los últimos años, permitiendo a cualquier persona ver contenido pirata en cualquier parte desde cualquier dispositivo a precios muy bajos. Por ello, la lucha contra este tipo de servicios es cada vez más intensa, y una de las ligas más importantes del mundo se va a poner seria contra ello.

Hablamos de la Ligue de Football Professionnel (LFP) de Francia, que se han unido a Viaccess-Orca para luchar contra el IPTV pirata. Para esta lucha, la LFP utilizará los servicios del Anti-Piracy Centre de VO. Esta herramienta hace las dos tareas más importantes a la hora de cerrar un servicio de IPTV pirata: monitorizarlos, y realizar las reclamaciones correspondientes para que ese contenido deje de estar disponible.

Ver el fútbol francés pirata será más difícil

Recientemente, Francia ha aprobado una nueva ley que permite solicitar bloqueos a páginas web pirata a los operadores. Este mecanismo es similar al que ya tenemos en España, donde Movistar cuenta con un listado que actualiza cada semana con nuevas webs bloqueadas. Todos los operadores han de bloquear todos esos dominios, que incluyen casi siempre webs relacionadas con la piratería.

La LFP afirma que esta es la mejor manera de proteger su contenido premium y los ingresos que logran con él. Con ello, seguirán monitorizando la distribución de contenido pirata y así poder cerrarlo lo antes posible para evitar que gane popularidad y usuarios.

El lucro cesante, mucho menos de lo que estiman

Según las estimaciones que aparecen en el último informe al respecto de la CSA, la piratería por IPTV representa una pérdida para los clubes de fútbol de 260 millones de euros. La cifra es alta, pero alejada de las que afirmaban algunos expertos en más de 1.000 millones de euros. Esta cifra se refiere a toda la piratería, incluyendo música, series, cine, deporte y videojuegos.

iptv pirata francia

Esas pérdidas, además hacen referencia al lucro cesante, el cual es muy difícil de evaluar. La mayoría de asociaciones antipiratería que hacen uso de estas cifras creen que todos los usuarios que piratean pagarían por una suscripción. Sin embargo, sólo el 10% de los usuarios que usan IPTV pirata estarían dispuestos a pagar más de 30 euros al mes por ver su contenido.

Además, otra cifra interesante es que el 57% de los piratas ya están suscritos a algún servicio de canales de deportes, siendo difícil contabilizar a una persona en un grupo u otro. Esta cifra demuestra que es lógico que haya piratas entre la gente que consuma contenido pagando, ya que es difícil estar suscrito a todas las plataformas que tienen todo el contenido.

Es por esto que no hay que criminalizar a los piratas, ya que por ejemplo quien se aficione a ver el fútbol pirateando, puede acudir presencialmente a ver un partido al estadio. Con el cine ocurre lo mismo, donde piratear una película puede llevar al usuario a ir a ver su secuela al cine pagando su correspondiente entrada.