Ya sabemos cuándo tendrás que pagar más para no ver anuncios en Prime Video en España

Ya sabemos cuándo tendrás que pagar más para no ver anuncios en Prime Video en España

Justo Romanos

Lo que se imaginaba que ocurriría antes o después, ya tiene fecha. Amazon Prime Video exigirá el pago de un extra mensual para poder seguir utilizando el servicio tal y como lo haces ahora. Quienes no abonen esta tarifa adicional tendrán que ver los contenidos con anuncios. Y ya conocemos el momento en el que esto se activará en España.

La noticia no ha sentado nada bien. En las últimas horas la prensa estadounidense y los usuarios comenzaban a comentar la nueva medida anunciada por Amazon con la intención de poder mantener la calidad del servicio Prime Video tal y como lo conocemos hoy día. Esto significa que llegan los anuncios publicitarios tal y como ha ocurrido en otras plataformas.

En Estados Unidos desde enero

Los norteamericanos son los primeros que van a tener que someterse al cambio de Prime Video lo quieran o no. La nueva filosofía de la plataforma entrará en activo el 29 de enero en Estados Unidos y supondrá que los usuarios verán «anuncios limitados» tanto en las películas como en las series.

Reproducción de Amazon Prime Video en distintos dispositivos

La única forma de evitar que las cuentas se carguen con esta publicidad será hacer un pago mensual de 3 dólares que se añadirá al precio que tiene la suscripción de Amazon. Una alternativa será que los usuarios solo contraten Prime Video de forma independiente, para lo cual tendrán que hacer un pago de 9 dólares al mes. Tal y como se ha mencionado con anterioridad, la primera oleada de países en los que se aplicará el cambio no solo incluirá Estados Unidos, sino que se unirán Alemania, Canadá y Reino Unido.

Hay que irse preparando

Tal y como Amazon ha anunciado, España estará entre los países de la segunda oleada en los que se activará este nuevo Prime Video con anuncios. Eso significará que tendremos que elegir qué hacer en una fecha cercana al final del próximo año 2024. Junto a España también se activará en Francia, México, Italia y Australia. La buena noticia es que, por lo tanto, todavía nos queda casi un año en el que disfrutar de la plataforma tal y como lo hacemos hasta ahora. Que Amazon vaya a darse tanto margen para expandir el servicio a la segunda dosis de países quizá sea una forma de probar el experimento primero y ver si tiene los resultados esperados o si la jugada no le sale tan bien como creían.

Collage con las portadas de las producciones disponibles en Prime Video

Otra buena noticia más allá de la fecha de entrada en acción en España, es que Amazon ha asegurado que la cantidad de anuncios que va a mostrar en su servicio de streaming es inferior tanto a la que hay en la televisión lineal como a la que tienen otras plataformas similares. Teniendo en cuenta que, según datos publicados con anterioridad por Variety, en estos momentos el mínimo de anuncios actual es de 4 minutos por cada hora consumida, suponemos que Amazon rizará el rizo para mejorar las estadísticas.

Amazon explica en el correo que ha enviado a sus suscriptores que si han tomado esta decisión es como medida para poder continuar proporcionando un buen servicio e invertir más presupuesto en contenidos de calidad. Sabiendo lo intenso que se está poniendo el mercado del streaming, es lógico que, en cierto modo, Amazon busque más presupuesto para poder superar a sus rivales con mejores producciones.

Captura de la interfaz de Prime VIdeo con algunas de sus películas

Algo que también ha especificado la empresa es que el contenido que hayamos alquilado o comprado en la plataforma nunca mostrará anuncios. Así que, en general, da la sensación de que el gigante del comercio electrónico ha sopesado muy bien los pros y los contras de su decisión y que tiene un plan sólido para que este cambio no se acabe convirtiendo en una piedra en su crecimiento. Como te decíamos, a España todavía tardará en llegar y, de momento, no sabemos qué cargo supondrá en nuestra suscripción. Podría ser el equivalente a los 3 dólares que se ha visto en Estados Unidos o tener una tarifa totalmente distinta.