Mi Amazon Fire TV Stick va lento: Causas y soluciones

Mi Amazon Fire TV Stick va lento: Causas y soluciones

Justo Romanos

Si eres uno de los más de 150 millones de usuarios que tienen el Amazon Fire TV Stick, te gustará saber que hay formas en las que puedes conseguir que tu dispositivo funcione a una mayor velocidad. Eso evitará los momentos en los que sientas frustración por la falta de inmediatez y te ayudará a disfrutar más del servicio. ¿Quieres saber cómo hacerlo?

En el caso de que hayas notado una bajada en la fluidez o velocidad de tu Amazon Fire TV Stick, no te tienes que preocupar. Como todo aparato electrónico, de vez en cuando realizar ciertas tareas de mantenimiento con el objetivo de optimizar su rendimiento es fundamental.

En el caso del Amazon Fire TV Stick hay una serie de pasos que puedes llevar a cabo con la intención de conseguir que todo funcione tan bien como la primera vez. Incluso es posible que te sorprendas al ver cómo tu terminal te aporta un rendimiento que puede llegar a ser superior al que ha tenido antes. Para ello, estas son las soluciones y trucos que tienes que aplicar y que, a mí, cuando lo necesito, siempre me han funcionado.

Elimina aplicaciones

Seguro que no lo haces habitualmente, y te sorprenderá ver cómo cambia la experiencia de uso. Las muchas aplicaciones que es posible que se hayan quedado instaladas en tu Fire TV sin que las utilices, estarán cargando el sistema y pueden ser motivo de que sufra una bajada de velocidad. En muchos casos los motivos para no seguir utilizando estas aplicaciones son simples: se nos da una prueba gratuita de determinado tiempo y, cuando pasa, no la volvemos a abrir.

Otras veces son aplicaciones que hemos descargado y que no hemos querido volver a utilizar. Hay decenas de apps disponibles y podría darse el caso de que tengas una gran cantidad acumulándose sin que sirvan de nada. Lo malo es que, si bien algunas no te afectarán más allá de ocupar espacio, otras podrían estar funcionando en segundo plano ralentizando tu sistema.

Para eliminar estas aplicaciones entra en Ajustes, accede al menú de Aplicaciones y pulsa en Gestionar. Luego solo tendrás que bajar, marcar la app que ya no quieres tener en el sistema y seleccionar «Desinstalar». El sistema te informará de lo que tienes que hacer y en pocos minutos habrás conseguido limpiar toda la memoria de aquellas aplicaciones que ya no utilices. Después de hacerlo, te recomendamos reiniciar el Fire TV tal y como te explicamos en el siguiente punto.

Borra caché

Al igual que sucede con las aplicaciones que no utilizamos, la caché de las aplicaciones va llenando la memoria de nuestro dispositivo poco a poco y puede ser el motivo de que vaya más lento de lo normal. Si notas que alguna aplicación en concreto va más lenta o responde con retraso a los botones del mando, puedes probar a borrar la caché y así conseguir liberar algo más de espacio.

Para ello, dirígete a ajustes, un símbolo con tu avatar y la el engranaje que encontrarás en la parte superior derecha de la pantalla de inicio. Una vez dentro, selecciona «Apps» y haz clic en la opción «Gestionar aplicaciones«. Cuando se abra la nueva ventana, verás en la columna de la derecha una barra de proceso con la memoria del dispositivo, esto te indicará si necesitas borrar algo más en caso de que esté prácticamente llena. Ahora solo tienes que seleccionar la app que te interese y entre todas las opciones disponibles, deberás seleccionar «Borrar caché«. Verás cómo se eliminan estos datos y la barra de memoria disminuirá un poco. Este proceso te ayudará a que el dispositivo tenga más fluidez cuando lo utilices.

Reinicia

En tu ordenador, sabes que reiniciar de forma frecuente es imprescindible para que el sistema funcione de una manera adecuada. Lo mismo ocurre con tu Amazon Fire TV Stick, por lo que tienes que reiniciar de vez en cuando para darle un soplo de aire fresco al dispositivo. La forma de hacerlo es sencilla. Desconecta el Fire TV de la televisión, espera un mínimo de 10-15 segundos y luego conéctalo de nuevo.

Luego solo tienes que esperar unos minutos a que se encienda, con la buena noticia de que no es necesario que introduzcas tus datos de acceso. No tienes que hacer un reinicio de manera habitual, pero si notas que la velocidad no es la adecuada o que hay algún problema, será importante que lo hagas. Además, cuando apliques otras de las soluciones que te estamos dando, tal y como te hemos dicho antes, también será algo recomendable.

Ajusta la calidad de vídeo

Entre las funciones automáticas del Amazon Fire TV Stick se encuentra el configurar el dispositivo para que siempre te proporcione la máxima calidad de imagen posible. Para ello, el terminal tiene en cuenta la capacidad de tu conexión a Internet. Pero, como ya te puedes imaginar, por mucho que tu conexión pueda, teóricamente, ofrecer soporte para 4K o incluso 8K, no siempre es lo más recomendable. Podría ser que los problemas se deban a ello.

Para editar la calidad de vídeo entra en Ajustes, selecciona Pantalla y Sonidos y luego Pantalla. En el siguiente menú tendrás que elegir Resolución de vídeo y cambiar a una inferior de la que tengas marcada. Por ejemplo, en mi caso tiempo atrás me encontré con que estaba preconfigurado 4K y, cuando lo cambié a 1080p HD, todo comenzó a funcionar mucho mejor.

Cambia la conexión

Los puertos de conexión de tu televisión suelen ser una de las zonas más calientes de la pantalla y eso no es algo que le vaya nada bien al Fire TV. Con un exceso de calor es posible que llegues a sufrir problemas en el rendimiento del dispositivo o incluso que se acabe colgando o apagando de imprevisto. Debido a esto, es recomendable que muevas la conexión en la que se encuentra el terminal de Amazon.

Lo mejor que puedes hacer es ponerlo en una clavija lo más liberada de cables que puedas, que esté en un lateral y que así el aire pueda circular mejor. El stick no tiene ventilador interno, por lo que debes darle todo el apoyo posible. Si el nivel de calor que se acumula es extremo, te recomendamos que uses un extensor de HDMI y que así puedas tenerlo más apartado.

Actualiza

Las actualizaciones de firmware son imprescindibles para que tu Amazon Fire TV Stick funcione correctamente. Hay muchos tipos de actualización que el sistema operativo de tu terminal puede recibir, tanto aquellas que solucionan problemas graves o agujeros de seguridad, como las que solo mejoran el rendimiento en aspectos menores. En cualquier caso, todas las actualizaciones son fundamentales y no deberías dejarlas pasar.

Por lo general, el propio dispositivo recibe las actualizaciones de manera automática para que no te tengas que preocupar de nada. No obstante, hay veces en las que no llegan, se pierden por el camino o simplemente el proceso de actualización automático es demasiado lento. Por ello, te recomendamos que eches un vistazo para ver si hay alguna actualización pendiente. Lo puedes hacer entrando en Ajustes, eligiendo Mi Fire TV y entrando en Acerca de. Por último, solo tienes que elegir la opción «Buscar actualizaciones del sistema».

Otra buena idea es que actualices las aplicaciones. Quizá te hayas fijado que el problema de velocidad se produce solo cuando estás moviéndote por dentro de alguna app concreta. Así, podría ser que navegar por el menú de Netflix esté siendo demasiado lento. Eso podría deberse a que hay una actualización de esa aplicación que no has realizado. Para comprobar si hay actualizaciones, entra en Tus aplicaciones y juegos, selecciona la app que quieres actualizar y pulsa el botón Menú de tu mando. Luego entra en Más info y podrás ver si hay una actualización disponible. En el caso de que ponga «Abrir», significará que no hay ninguna actualización.

Comprueba tu conexión

Es posible que pensemos que el problema de velocidad viene del Amazon Fire Stick TV, pero la realidad es que su origen se encuentre en nuestra conexión. Como sabes, este dispositivo requiere de una buena conexión wifi para funcionar de manera correcta. Si notamos como, de repente, nuestro stick no está funcionando de manera correcta, una de las primeras comprobaciones que debemos realizar es comprobar nuestra conexión. De este modo, vamos a poder identificar rápidamente dónde se encuentra el problema: si en el dispositivo o en la red.

En el caso de que el wifi esté presentando fallos, en la mayoría de las ocasiones es posible solucionar esta cuestión reiniciando el router o haciendo un reset manual. Si, pese a ello, el problema persiste, podemos acudir a las soluciones que a continuación describimos.

Otras posibles soluciones

Si ya has hecho todo esto y continúas teniendo problemas de velocidad, todavía hay cosas que puedes hacer. Lo primero es que limpies la memoria caché para ver si así se soluciona la incidencia. En caso de que todo siga igual, trata de cambiar la conexión de red a la que estás vinculando el dispositivo. Quizá no esté llegándole tanta señal de la red WiFi como te gustaría. Y si todo eso falla, no dudes de que pueda ser una buena opción hacer un reinicio de fábrica, aunque se trata de un proceso más complejo que no te recomendamos hacer a la ligera.

Algo que también puedes probar a hacer es desactivar funciones que tiene el dispositivo activadas y que, posiblemente, no estés utilizando para nada. Para ello, tendrás que entrar en el menú de Ajustes y luego en Aplicaciones. Desconecta la opción en la que se habla sobre la recolección de datos de usuario, y en Prime Fotos, primero, desconecta los accesos de invitado. Después desactiva la aplicación por completo. Asimismo, echa un vistazo a los distintos ajustes que encuentres y desactiva aquello que no vayas a utilizar, como el Gamecircle de Amazon Prime, el cual es muy posible que no uses si no tienes interés en lo relacionado con el gaming.

¡Sé el primero en comentar!