¿Debes preocuparte porque el Gobierno sepa tu ubicación?

¿Debes preocuparte porque el Gobierno sepa tu ubicación?

Alberto García

El Gobierno de España está usando toda la información que tiene a su alcance para ver cómo se está respetando la cuarentena en nuestro país durante el confinamiento por el coronavirus. Nuestros móviles son una gran fuente de datos para conocer esa información, pero ha habido mucha polémica en las últimas horas porque hay quien piensa que el gobierno les va a espiar para ver si está cumpliendo con el estado de alarma. ¿Hay motivos para preocuparse?

A finales de la semana pasada, el gobierno publicó en el BOE que iban a desarrollar una aplicación que permitirá geolocalizar nuestros móviles en España. Algunos partidos de la oposición, que hace unos días pedían que se hiciera un seguimiento de la población similar al de Corea del Sur, ahora decían que estaban en contra y daban indicaciones de cómo ocultar la ubicación a la app y a los operadores.

La ubicación de los operadores y la app no son lo mismo

Es importante reseñar que la ubicación de los operadores y la de la app son dos conceptos distintos. La primera permitirá al Gobierno acceder a los datos de ubicación a través de redes móviles que tienen a su disposición los operadores, y que son similares a los que acordaron ceder al INE durante 8 días al año para estudiar la movilidad de los españoles.

Todos esos datos son anónimos, y permiten conocer cuánta población ha respetado el confinamiento, cuántas han podido relacionarse entre sí, y cuáles son los puntos donde puede haber más gente junta y que pueden ser focos de nuevos contagios. El Gobierno no tiene manera de saber a quién pertenecen esos datos debido al gran margen de error de las redes móviles. Pueden saber en qué edificio vive una persona, pero no pueden saber ni su nombre ni su identidad real porque los datos están anonimizados.

En el caso de la app, ésta fue anunciada por el gobierno en el BOE publicado este sábado, donde la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial será la encargada de su desarrollo. La app es similar a CoronaMadrid, preguntándonos qué síntomas tenemos para diagnosticarnos el coronavirus.

Esta app contará con acceso a la ubicación del usuario tal y como piden muchas otras apps que tenemos instaladas en el móvil con casi total seguridad, tales como Facebook, Instagram, Twitter o la propia Google Maps. La app lo único que hará será usar la ubicación para comprobar que el usuario se encuentre en la Comunidad Autónoma que dice estar para gestionar la asistencia sanitaria en la comunidad correspondiente. Así, no se utilizará la ubicación para ver si el usuario está respetando la cuarentena.

Esa ubicación aproximada se puede hacer a través de la red WiFi o las redes móviles de nuestro teléfono, y no se va a utilizar para analizar la movilidad como sí se va a poder conocer a través del estudio que acordó realizar el gobierno y operadores hace unos días. Además, siempre es posible evitar que la aplicación acceda a nuestra ubicación, ya que es un permiso sensible y siempre se nos va a preguntar en la aplicación antes de concedérselo.

La ubicación por redes móviles es anónima y agregada

No obstante, como decimos, el gobierno no la va a usar para monitorearte. Además, bajarla es opcional, y después de haberla usado siempre puedes borrarla del móvil, por lo que no tiene sentido usarla para monitorizar a la población por ser una base muy incompleta de información.

Además, poner el móvil en modo avión no sirve de mucho, ya que tu operador (Telefónica, Vodafone y Orange son los que participan en el estudio) puede ceder los datos de los días previos a haber puesto el móvil en modo avión. Y si sales de casa con el modo avión, no podrás usar los datos para nada, y en cuanto los enganches, tu móvil se conectará a la antena y se recogerá tu ubicación.

En definitiva, no tienes nada de qué preocuparte, ya que los datos son agregados y anonimizados, de manera que no es posible asociarlos a nadie. El gobierno no tiene intención de espiar a nadie ni de usar los datos que van a cederle los operadores con fines represivos, sino como manera de entender mejor qué medidas han de tomar para frenar el virus y que el confinamiento acabe lo antes posible.