Este operador europeo cambiará todas las tarjetas SIM por un ataque

Las consecuencias de un ciberataque hacker en una organización imprevisibles. Todo depende del grado de penetración en la organización, los datos a los que se haya accedido y otra serie de aspectos que suelen determinarse a posteriori. Sin embargo, en algunas ocasiones se toman medidas drásticas mientras se intenta averiguar lo sucedido. Casos como este son el reseteo masivo de cuentas para obligar al cambio de la contraseña. Otra cosa que nos ocupa hoy es el del operador italiano Ho Mobile que cambiará las tarjetas SIM de sus clientes por un ciberataque.

La tarjeta SIM es uno de los últimos objetivos de los ciberataques. El conocido como secuestro de tarjetas SIM o SIM Swapping, es una técnica utilizada por los hackers y que se basa en duplicar la tarjeta SIM del móvil sus víctimas. De esta forma, pueden suplantar su identidad para acceder a sistemas con autenticación en dos factores por SMS, un tipo de seguridad que se coloca por debajo del uso de llaves físicas de seguridad o aplicaciones como Google Authenticator o Authy.

Ho Mobile cambiará las tarjetas SIM

Ho Mobile es un operador italiano controlado por Vodafone que ha confirmado en los últimos días una brecha de seguridad que ha afectado a muchos de sus clientes. La compañía está tomando una decisión drástica para asegurar que sus clientes no se ven comprometidos en el futuro, por lo que optará por cambiar las tarjetas SIM de todos los usuarios afectados.

Se estima que la brecha de seguridad ha afectado a unos 2,5 millones de clientes, lo que equivale al número de reemplazos que deberá realizar a lo largo de los próximos días. El ataque se remonta al 28 de diciembre cuando en un conocido foro de Internet aparecieron datos sobre el robo masivo del operador Ho Mobile.

La operadora intentó llevar de forma privada el asunto, pero no le ha quedado más remedio que confirmarlo de forma oficial. Tanto en su web oficial como a través de un SMS enviado a los clientes han informado al respecto. Entre los datos robados, tenemos nombres completos, números de teléfono, números de la seguridad social, direcciones de correo electrónico, fechas y lugares de nacimiento, nacionalidades y direcciones.

Todos estos datos, vinculados a una tarjeta SIM, pueden causar muchos problemas a los usuarios. De hecho, se puede optar por “clonar” la tarjeta SIM y utilizar los datos robados para acceder al banco o realizar algunos trámites que lo permitan. Recordemos que tienen nombre completo, número de identificación y muchos más datos personales.