Google paga más de 400 millones en multas por esta grave violación de seguridad

Google paga más de 400 millones en multas por esta grave violación de seguridad

David Soriano

En los últimos años, Google ha pagado varias multas por diversos motivos, pero de la que os hablamos hoy es una de las más considerables que ha accedido a pagar el gigante tecnológico, lo quer demuestra que todavía queda mucho trabajo por hacer en materia de seguridad y privacidad.

En total, Google pagará un total de 29,5 millones de dólares (27,6 millones de euros) para resolver dos demandas diferentes presentadas por Indiana y Washington DC con motivos de sus prácticas de rastreo de ubicación «engañosas».

Multa millonaria para Google

Concretamente, en esta ocasión, Google ha accedido a pagar 9,5 millones en la capital estadounidense y otros 20 millones de dólares más en Indiana después de que sus respectivas cortes judiciales demandaran a la compañía por el rastreo de la ubicación sin el consentimiento expreso del usuario.

optimizar paradas google

Este acuerdo de sanción se suma a otros 391,5 millones de dólares que Google ha accedido a pagar en el último mes en 40 estados. Esta cifra superior a los 400 millones solamente por este motivo podría aumentar más, ya que todavía falta la resolución de Estados como Texas y Washington.

Se espera que, con este cúmulo de multas, Google incorpore una página web que revele todos los tipos y fuentes de datos de ubicación que recopila, y que se abstenga de compartir la información de ubicación precisa de los usuarios con anunciantes externos sin consentimiento explícito.

Además, deberá eliminar automáticamente los datos de ubicación dentro de los 30 días posteriores a la obtención de la información.

Rastreando ubicaciones sin permiso

Estas demandas surgieron a partir del descubrimiento en 2018 de que los usuarios de iOS y Android, aunque desactivaran el historial de ubicaciones, estaban siendo rastreados por geolocalización en sus móviles a través de una característica llamada «Actividad web y de aplicaciones».

Rutas Verdes Google Maps

Entre las acusaciones a Google estuvo el empleo de los llamados «patrones oscuros», que hacen referencia a aquellas elecciones de diseño destinadas a la ocultación y el engaño a los usuarios para que no sean plenamente conscientes de aquellas acciones que están realizando y conllevan violaciones de privacidad o que están compartiendo más información de la que creen sin su conocimiento o consentimiento.

«Google utiliza los datos de ubicación recopilados de los consumidores de Indiana para crear perfiles de usuario detallados y anuncios dirigidos, pero Google ha ocultado y engañado a los usuarios sobre sus prácticas desde al menos 2014», dijo el estado en un comunicado.

Además de la multa millonaria, se ha ordenado a Google que notifique a los usuarios con el historial de ubicaciones y/o la actividad web y de aplicaciones habilitados si se están recopilando datos de ubicación, junto con los pasos que los usuarios pueden tomar para desactivar la configuración y eliminar los datos que no quieren compartir con la empresa del principal buscador.