¡Cuidado! Se hacen pasar por Correos para robarte 1,79 euros

En la actualidad son muchísimas las personas que se encargan de realizar estafas para intentar sustraernos nuestros datos personales o financieros. Existen diferentes vías para hacerlo como a través de una llamada telefónica, un SMS o por Internet. Una de técnicas más usadas para hacer estos robos es el phishing, que consiste en engañar a otra persona para tratar de sacarle información valiosa. La creación de páginas webs falsas es otro método muy usado por los ciberdelincuentes para robar nuestras credenciales. Estos estafadores pueden ser personas sueltas, pero también existen grandes redes de estafas en las que pueden participar muchas más personas. En esta ocasión, la Policía Nacional ha denunciado una nueva estafa de phishing que está circulando a través de muchos dispositivos móviles.

No es la primera vez (y no será la última) que la Policía Nacional denuncia estas situaciones en las que los ciberdelincuentes recurren al phishing para tratar de extraer al mayor número de personas posible diferentes datos privados.

Te hacen creer que te falta por pagar un pedido

Esta vez ha sido a través de un SMS como los estafadores nos hacen creer que nos falta por pagar una pequeña cantidad económica (1,79 euros) para finalizar el pago de un pedido que hemos realizado.

En concreto, se hacen pasar por Correos, ya que de esta forma parece aún más fiable el SMS y de esta forma más personas pueden caer en la trampa.

Es lo que caracteriza al phishing, que el ciberdelincuente se hace pasar por alguien que no es para pedirles a sus víctimas tanto sus datos personales como cuentas de correo o bancarias.

Tal y como se ve en la imagen, junto al texto se nos pedirá hacer click en un enlace que nos llevaría a la hipotética página web que nos permitiría terminar de pagar el pedido.

Ten cuidado con este tipo de redes de estafadores

Sin embargo, de esta forma nos pueden robar nuestros datos o incluso instalarnos un troyano, tal y como informa la Policía. Un troyano es un virus que, si se ejecuta, puede proporcionar al estafador acceso directo al dispositivo que está infectado.

Así pues, ten cuidado y si recibes este SMS bórralo y ni se te ocurra acceder al enlace que aparece adjunto al mensaje. Una forma de comprobar si el enlace se trata realmente de un engaño o no es escribir nosotros mismos a mano la URL en el navegador. Los dominios de estos enlaces falsos suelen ser muy parecidos a otros que sí son de verdad para que parezcan reales.