Así te vigila tu altavoz Amazon Echo con Alexa

Los altavoces inteligentes y los asistentes de voz llegaron hace algunos años para hacer nuestra vida mucho más sencilla. Estos nos permiten interactuar incluso con elementos de nuestro hogar como pueden ser bombillas o persianas. Los más populares entre todos ellos son los Amazon Echo, dispositivos pequeños, pero que están llenos de posibilidades. Usarlos es bastante seguro, pero, ¿sabías qué estás siendo vigilado mientras utilizas el tuyo?

Mientas estamos usando nuestro Amazon Echo, ya sea para buscar algo o simplemente usando una de sus Skills, el dispositivo está recogiendo datos continuamente, y a continuación os contaremos como repercute eso en nuestro día a día.

Estás siendo «escuchado» por tu Amazon Echo

Un estudio muestra que Amazon estaría recogiendo datos cada vez que interactuamos con nuestro altavoz de Amazon con Alexa. Estos datos sirven como veremos un poco más adelante para que tanto en la plataforma Echo como en Amazon nos muestren anuncios directamente relacionados con nuestros intereses y con nuestras búsquedas. De esta manera, los anunciantes van a ofrecer un servicio mucho más eficiente y que tendrá mayor probabilidad de que pulsemos en cada anuncio que nos aparezca.

Este estudio se ha basado en lo que se conoce como tracking & profiling, o lo que es lo mismo, el seguimiento del usuario y el perfilado de sus intereses. Al utilizar nuestro altavoz Echo tenemos que tener una cuenta de Amazon asociada, y para la realización del estudio se ha aprovechado de esta característica utilizando búsquedas de todo tipo o Skills de diferentes categorías para ver que tipo de anuncios aparecían después (sobre todo si eran personalizados o generalistas).

Para ello, se han recogido todas las direcciones de Internet que se relacionaban con las Skills que se usaron, y una vez recogidas se comprobó cuáles de ellas realizaban tracking & profiling. Como puedes ver en la siguiente imagen del estudio, todas las direcciones que se encuentran en gris son las que usaban este procedimiento para perfilar los intereses, y como puedes ver no son precisamente pocas las Skills que lo hacían.

Todo este tráfico se analizó para revisar que producía anuncios personalizados o generalistas. Algunas de estas Skills llevaban al usuario en último punto a recibir anuncios típicos, como productos propios de Amazon o de búsquedas comunes de todos los usuarios. Sin embargo, otros sí que estaban produciendo anuncios de productos muy concretos , cosas que no busca todo el mundo como deshumidificadores o aceites.

Anuncios específicos y generalistas.

¿Deberíamos preocuparnos por ello?

Nuestros datos y nuestras búsquedas son clave para que las compañías nos «lancen» anuncios que se amolden a nosotros, ya que como dijimos más arriba, esto es clave para que se produzcan más ventas. Si estás navegando por sitios web o por Amazon y recibes anuncios muy concretos de esta plataforma, debes sabe que es posible que esto ocurra por la utilización de una Skills o de algún otro producto de Amazon.

¿Es esto peligroso? Las políticas de privacidad en Europa son bastante restrictivas, y esto no debe suponer ningún tipo de peligro para el usuario. De hecho, esto no es nada nuevo para nosotros, ya que las famosas cookies que llevamos viendo en Internet años hacen una función realmente similar. Por ello, no debes preocuparte por tu seguridad, así que puedes seguir utilizando tu Amazon Echo con Alexa sin problema alguno.