El WiFi 7 llegará el año que viene volando a 33 gigas de velocidad

Cada vez son más los usuarios que optan por conectar sus equipos al router de casa o del trabajo por WiFi, incluso en casos donde no hay mucha distancia entre dispositivos y sería posible «tirar» un cable. Esto se debe a que la tecnología WiFi ha mejorado mucho con el paso de los años, y por supuesto también por la comodidad de no depender de un cable. Sin embargo, esta aún se encuentra lejos de la calidad de conexión que ofrece el cable, aunque el WiFi 7 llegará para recortarla aún más.

El WiFi más puntero que tenemos hasta la fecha, que es el WiFi 6, es relativamente reciente, ya que solo lleva entre nosotros a nivel comercial desde 2019. Este ya nos ofrece un salto de calidad bastante importante con respecto a la anterior versión, y aunque no todos los dispositivos son compatibles con este estándar, lo cierto es que cada vez hay más compatibles en el mercado. Sorprende por esto mismo que el WiFi 7 esté tan cerca, ya que podríamos empezar a ver los primeros equipos con él en 2023.

El WiFi 7 será 3 veces más rápido

Si hablamos de las ventajas o las novedades que nos ofrecerá este nuevo WiFi 7, la primera y la más destacable estará en el aumento de su velocidad. Ya pudimos ver también una revolución en este aspecto cuando llegó WiFi 6, que de hecho alcanza una velocidad máxima de 10 gigas aproximadamente. Esta mejora, que ya es impresionante, va a quedar casi «en nada» cuando llegue el WiFi 7, ya que con él se pondrán alcanzar velocidades de hasta 33 gigas.

Además de esta mejora sustancial, también tendremos otras dos más que merece la pena reseñar. La primera de ellas será un aumento en el ancho de cada canal, que con WiFi 7 pasaría a ser 320 MHz (concretamente el doble de WiFi 6). Esto, explicado de manera sencilla, lo que permitirá es que los routers con tecnología WiFi 7 admitan más conexiones simultáneas.

La otra gran ventaja que nos ofrecerá también será de lo más interesante, y es que la conexión con este nuevo estándar de WiFi 7 será mucho más estable y contará con menos latencia. La latencia, por ejemplo, es muy importante a la hora de jugar online o jugar a juegos en la nube, ya que si tenemos una latencia alta es posible que suframos continuos cortes que empañen la experiencia. Por otro lado, la estabilidad de la conexión también nos permitirá disfrutar de streaming de contenidos en 8K en nuestras Smart TV conectadas por WiFi sin problemas.

Aunque el borrador final de este nuevo protocolo no estaría disponible hasta el año 2024, parece que la compañía Qualcomm está trabajando duro para desarrollar routers que admitan el WiFi 7. De hecho, la compañía ya está dando acceso a sus clientes de hardware sobre los chips compatibles con este nuevo estándar, por lo que los primeros dispositivos compatibles comenzarán a llegar con casi toda seguridad el próximo 2023.