Deja sin Internet a toda una ciudad para que sus hijos no se conecten

Una de las mayores preocupaciones que podemos tener hoy en día es que no funcione Internet. Se cae la conexión, no podemos conectarnos y no funciona absolutamente nada. Esto es lo que pasaba, curiosamente, a la medianoche y hasta las tres de la mañana cada día en la ciudad francesa de Messanges. Para sorpresa de muchos, el responsable tras este error de conexión a Internet es un padre de familia que se hizo con un inhibidor de frecuencia para que sus hijos no se conectaran a Internet y se fueran a dormir por la noche.

Después de que un operador de telefonía informara a la Agence nationale des fréquences (ANFR) del problema que se repetía cada día, la agencia pública responsable de administrar el espectro radioeléctrico en Francia pudo comprobar que se estaba utilizando un inhibidor de señal para bloquear las frecuencias de radio en la ciudad. Una solución radical, pero sobre todo ilegal. Los hijos de este señor se habían vuelto adictos a las redes sociales y otras apps. Con esta actuación, no solamente privó del acceso a Internet a sus hijos, sino a sus vecinos, a los habitantes de su municipio y del municipio vecino. Al querer prohibir el acceso en su casa, aplicó el mismo resultado a todo el barrio.

Ahora se enfrenta a un proceso judicial

Un inhibidor de frecuencia está diseñado para interferir, interrumpir o bloquear señales o servicios de radiocomunicaciones. Por norma general estos aparatos funcionan emitiendo señales más fuertes que las útiles en la banda de frecuencia objetivo. De esta manera las señales útiles quedan indetectables por los receptores. El radio de acción de los inhibidores de frecuencia suele ser bastante amplio y este padre de familia seguramente no pensaba que utilizándolo dejaría sin Internet a toda una ciudad.

Inhibidor Jammer multibanda

Inhibidor Jammer multibanda

“Después de consultar foros en Internet, el padre decidió que un bloqueador era la mejor solución para acabar con estos excesos”, explica ANFR en el informe. Si bien su intención no fue cortar Internet a toda la ciudad, usar un dispositivo de este tipo en Francia es ilegal y conlleva una multa de hasta 30.000 euros y 6 meses de cárcel. En este gráfico se puede apreciar que, tras el análisis de la medición, no queda lugar a dudas de que se estaba usando un inhibidor de frecuencia. Para ser más exactos un Jammer multibanda.

Gráfico de frecuencias

Gráfico de interferencia espectral

La ANFR denunció el uso del inhibidor de frecuencia a la Fiscalía que procedió a incautar el dispositivo y se encuentra investigando este delito. Dos días después de la incautación, el operador de telefonía confirmó que la primera noche había pasado sin interrupciones en la red. Lo cierto es que lo que empezó como una “posible solución” para que sus hijos dejasen de conectarse a Internet por las noches, ha metido a este padre en un buen lío.

3 Comentarios