Consigue multiplicar por 25 la velocidad de Internet utilizando una Raspberry Pi

Tener una velocidad de Internet lenta en pleno 2021 es algo ya casi traumatizante, ya que te impide disfrutar de muchos servicios de Internet que requieren alta velocidad. Con Starlink se va a democratizar el uso de Internet rápido, pero un usuario ha optado por una opción más «terrenal» para pasar de 3 Mbps a más de 120 Mbps usando un divertido proyecto para la Raspberry Pi 4.

Una red de redes. Esa es la solución a la que ha tenido que recurrir Jona. Este usuario estaba harto de lo lenta que iba su conexión a Internet rural, con velocidades que alcanzaban un máxima de entre 2 y 5 Mbps. Por ello, tuvo una idea brillante: juntar varias conexiones a Internet en una de manera que tuviera varias conexiones simultáneas.

Cinco conexiones en una gracias a una Raspberry Pi

Para ello, utilizó una Raspberry Pi que sirve como nexo para cinco conexiones a Internet: dos con conexión 4G, y otras dos con conexión 5G. También hay una quinta conexión ADSL que actúa como respaldo en el caso de que las conexiones móviles fallen por completo, además de añadir algo más de velocidad a la red, por lenta que sea. Para la Raspberry Pi equipó un HAT que ofrece conectividad 4G.

Junto con la Raspberry Pi, también cuenta con un hub USB y dos switches Ethernet a los que conectar otros dispositivos. Para gestionar las conexiones simultáneas, la Raspberry Pi cuenta con Speedify instalado. Este programa está disponible para Linux, macOS, Windows, iPadOS y Android, y básicamente permite unir varias conexiones a Internet en una, y distribuye el tráfico entre ellas de manera inteligente para obtener el mejor rendimiento. Además, cuenta con modos como el Modo Streaming, que optimiza las conexiones para que no haya cortes mientras se está viendo un contenido.

Velocidades de hasta 120 Mbps

El único inconveniente de Speedify es que la compañía obliga a utilizar su VPN para poder navegar por Internet, lo cual puede presentar problemas al acceder a algunas páginas web que detecten muchas peticiones desde la misma dirección IP. Además, es conveniente usar un antivirus en Raspberry Pi dependiendo del sistema operativo que instalemos.

Con este sistema, ahora puede alcanzar velocidades de 120 Mbps. El usuario no ha detallado el precio que paga, pero éste probablemente será muy elevado y superará fácilmente los 100 euros; sobre todo si ha elegido tarifas de datos ilimitadas. Lo más lógico en este caso es contratar tarifas de distintos operadores para beneficiarse del uso, frecuencias y velocidad que ofrece cada uno, pero también se abre el debate de si los operadores podrían abrir la mano un poco en cuanto al ancho de banda que puede utilizar cada usuario.

Fuente > Jona

5 Comentarios