España permitirá a los operadores usar el 5G de Huawei, pero con condiciones

España abre la puerta a que los operadores españoles puedan usar equipamiento 5G de Huawei. La Unión Europea no impuso ningún veto concreto a la empresa china, siempre que se garantizasen medidas de seguridad y la privacidad de los usuarios. Ahora, España ha tomado la misma decisión y exigirá las máximas condiciones de seguridad tecnológica, acceso a los datos, autonomía y privacidad.

Así se lo ha hecho saber Pedro Sánchez hoy a Yang Jeichi, director de la Oficina de la Comisión de Asuntos Exteriores del Partido Comunista de China. La UE ha investigado a fondo el equipamiento de Huawei, y no encontró ningún problema o agujero de seguridad, tal y como China y Huawei defendían desde el principio. Al no poder constatar las acusaciones de Estados Unidos, les dieron permiso. No obstante, Bruselas sí obligó a que hubiera determinadas medidas de seguridad en el 5G, y desde entonces incluso el CNI ha certificado algunos de los productos de Huawei para su uso en España.

Vodafone y Movistar ya han lanzado el 5G; Orange y Yoigo lo harán este mes

Esta noticia llega después de que Movistar haya encendido el 5G en España, algo más de un año después que Vodafone, y sólo unos días antes que Yoigo. Se espera que Orange también anuncie el encendido durante este mes. Hasta la fecha, operadores como Movistar han anunciado casos de uso y proyectos con Ericsson y Nokia, siendo Ericsson uno de los que más presencia e importancia tendrá en los despliegues que acometerá el operador en los próximos meses y años.

sanchez jeichi

A pesar de ello, el equipamiento de Huawei es el mejor del mercado, ya que la compañía está mucho más avanzada que las estadounidenses, y también se sitúa ligeramente por delante de las europeas en algunos equipamientos. Por ello, las antenas de Huawei tienen una presencia de más de 30% en operadores como Vodafone, al igual que ocurre en otros muchos países europeos. Renunciar por completo a las antenas del fabricante chino supondría por lo menos dos años de retraso en el despliegue y cobertura del 5G en la UE.

Las acusaciones de Estados Unidos no han podido ser demostradas

Por ello, parece que las presiones de Estados Unidos para que los países europeos dejen de usar equipamiento de Huawei no han tenido efecto, aunque la compañía está sufriendo los efectos del veto a nivel de hardware y software, donde no puede usar los servicios de Google en nuevos móviles, ni acceder a nuevas versiones de Android de manera oficial. La consecuencia de esto ha sido que el fabricante haya perdido cuota de mercado en países como España, donde llegó casi a quitarle la corona a Samsung, y donde gran parte de su cuota se la está llevando ahora Xiaomi.

Estados Unidos afirmaba que Huawei introducía puertas traseras en su equipamiento para espiar a otros países, pero nadie ha sido capaz de demostrarlo. Y aunque Estados Unidos afirmaba tener evidencias de ello, no las ha hecho públicas. Precisamente desde que lanzaron las acusaciones se ha sabido que Estados Unidos sí tenía puertas traseras en muchos dispositivos que vendían, incluyendo un sistema de comunicación de la empresa Crypto AG, que en realidad estaba controlada por la CIA.