Sólo quedan 1,5 millones de líneas ADSL en España

El imparable cierre del ADSL sigue adelante en España, una tecnología capaz de ofrecer mucha menos velocidad que la fibra óptica, además de tener otras carencias casi imposibles de solventar. En pleno 2021, es una tecnología sin sentido que debe terminar de dar paso a la fibra óptica hasta el hogar complementada con las redes móviles 4G y 5G de altísima velocidad. Según las últimas cifras oficiales publicadas por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), quedan poco más de 1,5 millones de líneas ADSL en España.

El apagado de centrales ADSL es un proceso que lleva realizándose en España desde hace varios años y que se espera que esté completo de cara a 2025. En ese momento, la práctica totalidad de las centrales habrá desaparecido, o se habrá adaptado para ofrecer fibra óptica a los vecinos de la zona. Como ya sabemos, se deben cumplir algunos requisitos que terminan retrasando el proceso:

  • Sólo se puede cerrar una central cuando más del 25% de los clientes de esa central se conecten por medios alternativos a la red de cobre.
  • Si hay operadores alternativos desagregando bucle, Telefónica deberá seguir prestando ese servicio mayorista durante 5 años y con 6 meses de guarda.
  • Si no hay operadores alternativos en la central, el período de garantía se reduce a 1 año con los pertinentes 6 meses de guarda.

Despliegue de FTTH y otros datos en abril 2021

Según las últimas cifras oficiales, las conexiones de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) superaron los 11,9 millones de líneas a finales de abril de 2021, demostrando que es la tecnología predominante en nuestro país. Actualmente, el 39,2% del total de líneas FTTH corresponde a Movistar, unos 5 millones de líneas activas.

Despliegue de FTTH

Con respecto al ADSL, tenemos 700.000 líneas menos que hace un año, lo que contrasta con el aumento de 1,4 millones de líneas FTTH en ese mismo periodo. Por operadores, el 81,1% del total de líneas se concentra en los tres principales operadores, Movistar, Orange (incluido Jazztel) y Vodafone (incluido Ono).

Si ya pasamos a la telefonía móvil, se registraron 570.302 portabilidades móviles, sumando 27.391 nuevas líneas en el mes de abril. Las líneas M2M para dispositivos conectados se situaron en 7,86 millones de líneas, un 12,8% más que hace un año. Movistar, Orange y Vodafone acaparan en este segmento el 75,1% del total de líneas móviles que hay en España.

Finalmente, las líneas fijas siguen perdiendo presencia en el mercado con 35.316 menos. La portabilidad fue de 164.693 líneas. También cayó el acceso indirecto NEBA (FTTH y cobre) que perdió 31.901 líneas durante el mes de abril.