Amazon quiere obligarte a que compartas tu WiFi con el vecino

Quedan 8 días. Prácticamente una semana antes de que Amazon pase a incluir tu dispositivo inteligente con Alexa dentro de una red que compartirás con cualquiera que se acerque a él. Hablamos de Amazon Sidewalk, su estándar inalámbrico en malla, que estará activo desde el 8 de junio en dispositivos con Echo o Ring, y básicamente cualquiera compatible con Alexa, como cámaras de seguridad, sensores de movimiento, enchufes, etc.

Este ajuste estará activado por defecto en Estados Unidos, el primer país donde Amazon va a utilizar Sidewalk. En los países donde Amazon lo vaya activando, los usuarios pasarán a formar parte de esa red formada por millones de dispositivos, que permitirá por ejemplo a un vecino utilizar un pequeño porcentaje de tu conexión a Internet si ellos no la tienen, y así permitir al dispositivo conectarse a Internet.

Aumentar el alcance de los dispositivos

El objetivo de Amazon Sidewalk es simplificar el proceso de configuración de un nuevo dispositivo con Alexa, aumentar el alcance de dispositivos con bajo ancho de banda como trackers, termómetros o rastreadores de animales, y básicamente permitir que haya más dispositivos conectados si Internet falla en casa o un dispositivo se queda sin cobertura.

amazon sidewalk

El ancho de banda máximo de Sidewalk será de 80 Kbps, algo muy bajo y que apenas es apreciable en las conexiones actuales. Además, el total de datos usados al mes no superará nunca los 500 MB. En una conexión de fibra esto es una cantidad ínfima, pero en una conexión de datos limitada sí que puede llegar a suponer un problema.

No obstante, participar en Sidewalk tiene sus ventajas. Por ejemplo, si un dispositivo Echo pierde la conexión WiFi, con Sidewalk es posible reconfigurarlo para volver a conectarlo al router. En el caso de timbres Ring, es posible seguir recibiendo alertas en casa incluso si se ha perdido la conexión a Internet o se ha ido la luz. Aumentar el alcance de los dispositivos también es una ventaja de este sistema.

Amazon se ha convertido en un ¿operador?

Amazon no cobra dinero por usar este sistema, y afirma que es totalmente seguro utilizarlo. El sistema utiliza cifrado y sistemas de protección que no se han conseguido hackear todavía, y no ha habido críticas a él tras la publicación del white paper. El problema es que los estándares inalámbricos siempre han acabado hackeándose. Incluso los propios productos de Amazon han sufrido vulnerabilidades, como los timbres Ring.

De esta forma, Amazon se convierte, a su manera, en un operador de la noche a la mañana y sin tener que desplegar nada de cable. Además, es bastante curioso que el servicio venga activado por defecto, y haya que ir a desactivarlo manualmente. Esa es la única forma que tienen de ganar acceso masivo en millones de hogares.

Para desactivar Sidewalk no tenemos que complicarnos mucho la vida. Tan sólo hemos de ir a la aplicación de Alexa > Más > Configuración > Configuración de Cuentas > Amazon Sidewalk. Ahí, se puede desactivar Sidewalk, aunque en España la opción no está todavía disponible, y probablemente tarde un poco más en estarlo.