Telefónica cierra Tuenti doce años después tras haber invertido más de 100 millones

Era un secreto a voces pero no terminaba de confirmarse. El próximo mes de junio Telefónica cerrará definitivamente Tuenti migrando a todos los clientes que quedan a su marca O2. La historia de la empresa ha durado casi doce años y ha supuesto más de 100 millones de inversión a la compañía entre la adquisición y los recursos destinados.

Tuenti será historia próximamente y se sumará a la lista de fracasos de Telefónica adquiriendo compañías alejadas de las telecomunicaciones. Corría el año 2008 y las redes sociales comenzaban a ponerse de moda tras el lanzamiento en 2004 de Facebook. La operadora quería subirse a ese tren y lanzó Keteke.com invirtiendo 10 millones de euros y contando con Paris Hilton como embajadora de la marca. La aventura duró apenas dos años y en agosto de 2010 anunció el cierre de la plataforma y la compra de Tuenti por más de 70 millones. Pocos lectores recordarán que fue precisamente en el Grupo ADSLZone donde adelantamos la información en mayo de 2010. Por aquel entonces la operadora negó rotundamente la información y se limitó a apuntar que se trataban simplemente de rumores.

De red social a operadora móvil

Telefónica compró Tuenti por tres razones, la primera de ellas es que buscaba posicionarse en el segmento de las redes sociales que estaban de moda. El segundo motivo es que los jóvenes de 18 a 30 años estaban precisamente en Facebook y la empresa creada por Zaryn Dentzel y la tercera razón era el modelo de negocio basado en publicidad y grandes audiencias. En 2010 Telefónica llegó a superar los 14 millones de usuarios únicos por encima de Yahoo, otra de las empresas líderes en aquel momento que también es historia.

La operación supuso 70 millones de euros y sorprendentemente se cerró en un momento en el cual Tuenti comenzaba a languidecer a costa de Facebook. Fuentes cercanas a la operación reconocieron a este portal que los indicadores ya mostraban un deterioro importante de la audiencia de la red social antes de que se cerrara el acuerdo. Telefónica lo sabía, pero decidió seguir adelante a pesar de que se enfrentaba a un gigante estadunidense en plena expansión a la vez que Tuenti perdía miles de usuarios al día.

Cuatro meses después de cerrar la operación, Tuenti se estrenó como operadora con el nombre comercial de ««. El OMV no tenía permanencia ni consumo mínimo y como aliciente ofrecía acceso al chat de la red social gratis. Como idea era prometedora pero Telefónica nunca quiso apostar con firmeza por su nueva marca para no canibalizar precisamente a Movistar que por aquel entonces gozaba de buena salud gracias a la venta de terminales. A partir de ese momento, la red social comenzó a desenfocarse y los siguientes cambios que fueron haciendo terminaron por enterrar por completo el servicio. A nivel de marca la compañía tampoco adoptó las mejores decisiones. Primero se llamaba Tú, después Tuenti Móvil e incluso llegaron a invertir una ingente cantidad de dinero para un nuevo «rebranding» que encargaron a la consultora Saffron y que volvió a cambiar el nombre a .Tuenti.

La historia de la red social como operador deja atrás aciertos que llegaron muy adelantados a su tiempo. En 2010 ya se podía hablar gratis con clientes de la operadora cuando eso era ciencia ficción. También lanzaron una tarifa de 1 euro diario para acceder a Internet lo cual era muy disruptivo. Por último, destacamos la voz digital que se convirtió en un desarrollo propio y que estaba bien planteado, pero tuvo que cerrar en 2019.

También cometieron errores muy evitables como por ejemplo la ausencia de 4G para sus clientes cuando todos los operadores lo ofrecían. En 2017 y de forma apresurada tuvieron que lanzarlo sin coste porque hasta ese momento disfrutar de la nueva generación de telefonía móvil tenía un coste añadido. En definitiva, una historia llena de aciertos, pero con más errores que terminó por dejar a la operadora en segundo plano sobre todo con la llegada de O2.

Cierre total de Tuenti en junio

Según se ha filtrado por parte de un sindicato, en apenas dos meses cerrará de forma definitiva la marca y los trabajadores afectados serán reubicados en O2. Los clientes actuales de Tuenti migrarán automáticamente a otras tarifas similares, así por ejemplo todos los abonados de prepago pasarán a la tarifa inicia de Movistar; por su parte, los clientes de pospago migrarán automáticamente a tarifas de O2 que ofrecen mejores condiciones.

¿Por qué Telefónica no cerró antes la operadora? Los planes de la empresa contemplaban clausurar la marca desde hace tiempo y de hecho O2 es quien tiene todo el protagonismo desde su lanzamiento. El retraso en la toma de decisiones tiene que ver únicamente con cuestiones técnicas de migración e implementación de sistemas. Después de un arduo trabajo, la marca dirá adiós para siempre en junio y se sumará a la lista de operaciones fallidas de Telefónica. ¿Alguien se acuerda de Lycos, Terra, etc.?

13 Comentarios