¿Tiene sentido comprar un ordenador portátil sin sistema operativo?

¿Tiene sentido comprar un ordenador portátil sin sistema operativo?

David Soriano

A la hora de comprar un ordenador portátil, una de las alternativas que están dando los comercios es la de comprarlo sin sistema operativo. La ventaja más clara es que esto supone un ahorro en el bolsillo del comprador de salida, pero a la larga puede tener otras complicaciones.

Los ordenadores portátiles son hoy en día una parte fundamental de nuestras vidas y son uno de los aparatos electrónicos más utilizados a nivel mundial. Muchos futuros propietarios se sorprenden cuando oyen hablar de un portátil sin sistema operativo. ¿Merecen la pena o es mejor descartar el ahorro inicial?

Sin duda, esta es una duda que asalta a muchas personas a la hora de comprar uno de estos dispositivos, pero cuando llega la época de Navidad todavía está más presente. ¿Comprar un ordenador sin sistema operativo para poder optar a mejores especificaciones o no complicarnos la vida teniendo que instalarlo luego por nuestra cuenta?

Motivos para comprar un portátil sin SO

Los ordenadores portátiles suben y siguen subiendo de precio sin parar. Y, de momento, no parece que la situación vaya a ser diferente de cara al próximo año. Por este motivo, es muy posible que te hayas planteado comprar un portátil nuevo, pero esta vez, sin sistema operativo instalado de serie. Más que nada, porque podrás ahorrarte un buen pellizco de su precio.

Dentro de todo el mercado de portátiles, lo cierto es que encontramos un número importante de ordenadores que vienen sin sistema operativo. Básicamente, porque de esta forma sale más barato que si tuviera Windows 11 o Windows 10. Más o menos, la diferencia que podemos ahorrarnos es entre 100 y 200 euros menos, algo que podremos notar y mucho en nuestro bolsillo.

Ordenador portátil usado para ver fotos

¿Importa tanto que no tenga sistema operativo? Es posible que nunca te lo hayas planteado si nunca te has visto en la necesidad de comprar un portátil sin sistema operativo. Sin embargo, el hecho de que no lleve la etiqueta de Windows no significa que no encontremos software en el ordenador. Básicamente porque los distintos fabricantes vienen a instalar un sistema operativo llamado FreeDOS.

En concreto, estamos ante una versión gratuita y de código abierto de Windows MS-DOS. Aunque, es diferente, ya que funciona mediante comandos y no cuenta con interfaz gráfica. Por lo que no nos servirá de nada para utilizarlo constantemente, sobre todo si no tenemos grandes conocimientos de informática. Todo esto se debe a que las diferentes marcas no pueden vender un portátil sin sistema operativo de ningún tipo, por lo que añaden esta opción, tras llegar a un acuerdo con Microsoft para no vender ordenadores vacíos. No siempre encontramos esta alternativa, pero lo cierto es que la gran mayoría de fabricantes utilizan este software por la facilidad de instalación que requiere y, sobre todo, porque anima a los usuarios a finalmente comprar la licencia de Windows.

Ventajas y desventajas

Ahora que conocemos este importante dato, es momento de ver las ventajas y desventajas de comprar un portátil sin sistema operativo. De esta forma podrás salir de dudas y, por supuesto, tener más claro si merece la pena comprar un dispositivo sin software ya instalado de serie. Por tanto, estos son los tres beneficios que tiene:

  • Es más barato: esta es una clara ventaja de comprar un portátil sin sistema. Más que nada porque conseguimos ahorrar como os contamos antes, entre 100 y 200 euros que es lo que suele costar la licencia oficial de Windows.
  • Puedes elegir libremente: Otro punto claro es que tendrás la oportunidad de elegir libremente el SO (sistema operativo) que quieres tener en tu PC y no tendrás uno al que atarte. Hablamos de Windows, pero perfectamente puedes acabar instalando una distro de Linux.
  • Personalizar ajustes: Será una buena alternativa si lo que queremos es una configuración personalizada para el portátil.

Ordenador portátil usado para teletrabajo

Después de conocer las tres ventajas, llega el momento de comprobar el lado contrario, con tres grandes desventajas que no puedes ignorar:

  • Complicación al instalar el sistema operativo: Si eres de esos usuarios que no tiene conocimientos técnicos sobre el tema, es posible que te encuentres en esta situación. No es tan fácil instalar el sistema operativo que deseas en tu portátil por tu cuenta.
  • instalación de pago: Nos guste o no, tendremos que pagar posteriormente por instalar un sistema operativo si finalmente no hemos conseguido realizar el proceso por nuestra cuenta.
  • Uso del portátil: En primer lugar, nada más encender el equipo no podrás utilizarlo fácilmente, ya que tendrás que realizar una serie de de ajustes para hacerlo funcional. Y, con ello, el tiempo que tendrás que invertir en el ordenador será mucho mayor. Además, ten en cuenta que no podrás utilizarlo para todo si no dominas el sistema operativo gratuito y de código abierto que viene de serie.
3 Comentarios