Consejos para elegir aire acondicionado este verano

Ha llegado el verano, las temperaturas altas y el “¡pon el aire acondicionado que hace calor!”. Tener un buen aparato de aire acondicionado te ayudará a combatir el calor y evitará que se dispare la factura de la luz. Como asesores energéticos, en Gana Zone queremos compartir contigo algunos consejos para elegir aire acondicionado.

Frigorías, eficiencia energética, aparatos fijos o portátiles, SEER, SCOP… ¡Aparecen muchos términos que quizás no conocías cuando vas a comprar un aire acondicionado! Además, puede que también te preocupe usarlo a determinadas horas por el gasto que pueda suponer.

La tecnología de aires acondicionados ha avanzado mucho en los últimos años, logrando un grado alto de eficiencia que reduce considerablemente su consumo. La clave es saber elegir un buen aparato. Además, también vamos a contarte una serie de trucos para ahorrar energía con el aire acondicionado.

Lo primero que debes saber es que el gasto del aire acondicionado dependerá en gran medida de la tarifa de luz y la compañía con la que tengas contratada la electricidad. Recuerda que, en Gana Energía, ofrecemos la luz siempre a precios bajos y tenemos tarifas de luz a precio de coste con las que conseguirás un mayor ahorro a lo largo del año.

Cuánto consume un aire acondicionado

Los aparatos de aire acondicionado consumen en función de sus características técnicas. Lo que te aseguramos es que los modelos antiguos consumen bastante más que los nuevos porque no suelen contar con sistemas de eficiencia ni configuraciones como el modo ECO.

Para saber cuánto gasta un aire acondicionado al mes hay que tener en cuenta la potencia, cuánto tiempo lo tengas encendido y el tamaño de la vivienda. Y por supuesto, el tramo tarifario en que consumas. No es lo mismo encender el aire acondicionado durante las horas punta que durante las horas valle.

En Gana Energía, hemos analizado el gasto de un aparato de aire acondicionado en los diferentes tramos horarios. Para ello, hemos considerado el precio medio de los últimos 12 meses en nuestra tarifa 2.0TD Sin Más y un aparato de 3.000 frigorías con un consumo de aproximadamente 1,5 kWh.

El resultado para una casa media muestra que el precio, impuestos incluidos, de encender el aparato durante una hora, es de aproximadamente 0,11€ durante el Período Valle, 0,20€ en el Período Llano y 0,38€ en el Período Punta.

Tipos de aire acondicionado

A continuación, vamos a repasar algunos conceptos básicos sobre el mundo de los aires acondicionados. Lo primero que debes saber es que existen varios modelos de aire acondicionado en función de la tecnología y los requerimientos de instalación.

Los más comunes son los modelos split o fijo. Estos aparatos constan de una unidad de refrigeración interior y otra exterior que suele colocarse en la fachada. En Gana Energía, hemos observado que este es el aparato con el que más se ahorra más electricidad y espacio. Además, también es el más silencioso.

Por otro lado, existen aparatos que no necesitan instalación. Estos son los aires acondicionados portátiles y los de ventana. Los primeros suelen colocarse en el suelo y cuentan con una manguera para expulsar el aire caliente. Los de ventana se colocan en la ventana o en una pared exterior. Aunque es cierto que estas opciones tienen la ventaja de ahorrarte la instalación, son algo más ruidosas y menos estéticas.

En oficinas y locales comerciales suele emplearse el modelo cassette, que necesita un falso techo y reparte uniformemente el aire por toda la instalación. Otra opción son los sistemas de aire acondicionado central, que requieren una instalación de conductos y permiten climatizar varias estancias al mismo tiempo.

Claves para elegir aire acondicionado

Ahora que ya conoces los tipos de aparatos de climatización, es hora de repasar algunas claves para elegir aire acondicionado. Principalmente, hay tres elementos que debes tener en cuenta: la eficiencia energética, la potencia térmica y si utilizan tecnología inverter.

En primer lugar, la etiqueta de eficiencia energética es fundamental puesto que una eficiencia alta reduce el consumo considerablemente. La clasificación energética va desde la A hasta la G, de mayor a menor. Además, deberás tener en cuenta el SEER que muestra la eficiencia del aparato en modo frío.

Si optas por un aparato que tenga modo calefacción, tendrás la posibilidad de utilizar el aparato tanto en verano como en invierno. En este caso, deberás fijarte también en el SCOP, que marca la eficiencia energética en modo calefacción.

En resumen, una etiqueta de eficiencia energética A+++ tendrá un dato de SEER mayor a 8,5 y un SCOP de más de 5,1 puntos.

Además, también deberás fijarte en la potencia térmica. Este elemento se mide en frigorías, es decir, la capacidad del aparato de absorber el calor. ¿Cuántas frigorías debería tener tu aire acondicionado? Calcula entre 100 y 140 frigorías por cada metro cuadrado que quieras climatizar. Aunque esto también dependerá de la ubicación y orientación del aparato y de la calidad del aislamiento de la estancia.

Otro elemento interesante es apostar por aparatos que cuenten con tecnología inverter. Esta opción permite regular la velocidad del conversor automáticamente para reducir el consumo energético. Además, te permite mantener una temperatura estable y son más silenciosos que los aparatos convencionales.

Por último, aunque suelen pasar desapercibidos, los filtros del aire son importantes para crear un ambiente limpio y agradable. Los filtros mejoran la calidad del aire en entornos secos, con mucho polvo o malos olores. Los filtros purificadores y con luz UV suelen recomendarse para personas con asma y alergias.

Cómo ahorrar con el aire acondicionado

Además de seguir estos consejos para elegir aire acondicionado, también es importante que sepas cómo utilizarlo para evitar que su uso dispare tu factura de la luz. ¡Ahorro probado incluso en olas de calor!

En primer lugar, no es necesario poner el aire acondicionado a temperaturas excesivamente bajas para sofocar el calor. Te recomendamos ponerlo entre 24º y 26º. Esto es más que suficiente para conseguir una temperatura agradable sin encarecer el gasto de la luz.

Además, puedes activar el modo eco para conseguir hasta un 30% de ahorro. Algunos aparatos también tienen el modo noche que desconecta el equipo pasadas unas horas. De hecho, tener el aire acondicionado conectado toda la noche es un derroche de energía innecesario.

La ubicación del aparato es también importante. Evita colocar el aparato donde le dé el sol directamente y no apuntes el aire directamente hacia ti. Aunque creas que así evitarás el calor, la realidad es que te puede provocar sequedad de piel y mucosas. Además, dificultas que el aire se reparta de manera uniforme por la estancia.

Otra medida para ahorrar en la factura de la luz durante todo el año es invertir en el aislamiento de tu casa. Lo ideal es que el edificio cuente con paredes y suelos de materiales aislantes. También puedes instalar ventanas de doble acristalamiento y puertas aislantes. Esto evitará fugas de energía y te ayudará a mantener buena temperatura.

Por último, lo mejor para ahorrar en la factura de la luz es elegir la tarifa que más se adapte a ti. En Gana Energía, te ayudamos a elegir la mejor tarifa de luz según tus hábitos de consumo y te asesoramos para optimizar al máximo el gasto. Además, puedes aprovechar los descuentos exclusivos de GanaZone. ¡Te esperamos!

¡Sé el primero en comentar!