Routers de segunda mano en Movistar: reutilización o reciclaje

Routers de segunda mano en Movistar: reutilización o reciclaje

Claudio Valero

Todos tenemos más o menos controlados los routers que instala Movistar, ya sea en fibra o en ADSL. Incluso sabemos cuáles serán los nuevos modelos que llegarán en el futuro. Sin embargo, se nos escapaban algunas cosas con respecto a los dispositivos que son retirados o son devueltos por el cliente. Esto puede deberse a problemas de funcionamiento, pero también a que el cliente ha optado por hacerse con el nuevo HGU o Smart WiFi. Hoy, conocemos que pasa con los routers que devolvemos en las tiendas Movistar o que retira el técnico.

Movistar nos recuerda que cada uno de nosotros produce más de 6 kilos de residuos electrónicos al año. De seguir a este ritmo, se espera que generemos a 120 millones en el año 2050, generando un grave daño al medio ambiente. Por ello, es necesario cambiar los hábitos y reducir el impacto de estos residuos electrónicos en el planeta. La Unión Europea ya está advirtiendo al respecto e incluso podría garantizar el derecho a reparar por ley en todo los estados miembros.

Se cree que una de las mejores opciones es reutilizar el residuo, ya sea de forma completa el aparato o sus componentes. En el caso de Movistar, la opción de la reutilización gana enteros. La operadora confirma que, cada año, recoge más de 3 millones de equipos electrónicos de los clientes. Una vez completado el proceso, consiguen reutilizar un 46% de los equipos y reciclan el 54% restante.

Routers de segunda mano Movistar

Para que nos hagamos una idea, todos los años reutilizan más de 1,4 millones de routers y decodificadores. Explican que esto evita la emisión de más de 1.300 tCO2, el equivalente a la energía que consumen 143 casas. En el caso del reciclaje, para equipos sin una segunda vida, el 97% de los componentes pueden reciclarse o reutilizarse.

router-obsoleto

El proceso comienza cuando el cliente devuelve el router en la tienda, algo que es obligatorio para no incurrir en una penalización de más de 100 euros en la mayoría de los casos. Esto también aplica a cuando recoge el técnico el router. Todos los equipos recogidos pasan al taller de reacondicionamiento. Allí se realizan pruebas para determinar cuáles pueden tener una segunda vida.

Una vez determinado eso y sobre los routers que se pueden utilizar, se realiza un proceso de borrado de datos, reparación e higienización. Estos pasan a ser utilizados como dispositivos de segunda mano o bien se reutilizan en su propia red para evitar fabricar nuevos productos.

Por el momento, Movistar no ofrece la posibilidad de comprar productos reacondicionados, pero no descartamos que sea una posibilidad a medio y largo plazo. De hecho, ya es algo que hacen muchas grandes empresas, ofreciendo productos con grandes descuentos al tratarse de reacondicionados.