Vodafone y MásMóvil se fusionarían para crear el mayor operador móvil

El pasado mes de septiembre ya os adelantábamos que Vodafone quería comprar a MásMóvil para pasar a ser la segunda operadora de nuestro país por clientes y la primera en el mercado móvil. En ese momento, los primeros contactos se habían producido y buscaban analizar la viabilidad de una operación de más de 6.000 millones de euros. Todo estaba en fase muy inicial con la necesaria consolidación del sector de las telecomunicaciones de fondo. Ahora, conocemos más detalles que confirman que la fusión de Vodafone y MásMóvil es casi un secreto a voces.

Antonio Lorenzo vuelve a darnos la última hora sobre la posible fusión de Vodafone y MásMóvil para crear el mayor operador móvil de España en elEconomista. Por lo que parece, estaríamos entrando en la fase decisiva después de varios meses de estudio y análisis de la operación. De hecho, Antonio fue el que nos dio las primeras informaciones en el mes de septiembre y que ahora vuelve a retomar el asunto para ponernos al día.

¿Fusión Vodafone y MásMóvil o nuevo operador?

Según nos explica, los bancos estarían haciendo horas extra para analizar la valoración o las estructuras accionariales que encajen dentro del gusto de los futuros socios. Todo avanza en el secretismo más absoluto y podríamos tener noticias importantes durante el próximo trimestre. Sin embargo, existe un punto de entendimiento demasiado frágil que puede romper las negociaciones en cualquier momento.

La última información nos cuenta que no sería una compra tradicional de una empresa sobre la otra. En este caso, se integrarían ambos operadores a través de una nueva sociedad y nadie tendría que comprar a nadie. Esto haría que no hubiera salida de caja de Vodafone, pero sí una oferta de participaciones importantes que convenza de aceptar al Grupo MásMóvil.

Esta nueva operadora podría tener a Vodafone al mando, conservando la marca y enseña de la multinacional de las telecomunicaciones, aunque cada marca conservaría su independencia. Esto es algo que habría que analizar muy bien ya que existen marcas de ambos grupos que se pueden canibalizar. El operador resultante sería líder en el mercado móvil y una alternativa realmente potente a Movistar en el mercado de las tarifas convergentes de fibra y móvil.

Entre medias, la cercanía de la subasta de espectro 5G en la banda 700 MHz que obligará a los operadores a importantes desembolsos. De hecho, según las cuentas que han realizado los propios operadores, el desembolso carecería de sentido para tercer o al cuarto operador del mercado. Eso puede ayudar a precipitar la operación de consolidación, dejando un mercado con Movistar, Vodafone + MásMóvil y Orange como las tres grandes operadoras.