Movistar y O2 estrenan un sistema para acabar con el fraude y proteger a sus clientes

Movistar y O2 estrenan un sistema para acabar con el fraude y proteger a sus clientes

Daniel Caballero

Movistar y O2 ya tienen un nuevo sistema con el que van a poder reducir los casos de fraude con suplantación de identidad y proteger a sus clientes. Para ser más exactos, ambos operadores han implantado la verificación avanzada con la que buscan asegurar en todo momento las distintas gestiones online, telefónicas y presenciales a sus usuarios. Sobre todo cuando se realicen operaciones como el cambio de contraseñas, cuentas corrientes o de datos personales.

A la hora de realizar diferentes gestiones, ya sea de forma online, presencial o telefónica, tendrá menos riesgos a partir de ya para los clientes de Movistar y O2 con el nuevo sistema que han implantado ambos operadores de Telefónica. Este nuevo método de identificación avanzada se ha diseñado con el objetivo de garantizar la seguridad de sus clientes y evitar los casos de fraude o la suplantación de identidad que tanto afecta a los usuarios a día de hoy.

Selfie y foto del documento identificativo

Este sistema busca evitar el fraude o la suplantación de identidad a los clientes de ambas compañías telefónicas. Además, este proyecto se ha desarrollado en colaboración con Telefónica Tech y con Daon, que ha aportado su solución Digital Onboarding con el objetivo de salvaguardar la identificación de las identidades de los clientes y la protección de sus respectivos datos.

Para activar la verificación avanzada, un sistema con el que se puede asegurar que el cliente sea la persona titular del servicio, será necesario que el usuario se haga una foto con su móvil y tenga a mano su documento de identidad con foto con el que está dado de alta en Movistar.

llamadas Movistar y O2

Una vez que se tengan estos datos, Movistar ya podrá verificar la identidad del cliente al hacer una comparación entre el selfi y la fotografía del documento de identidad, ya sea el DNI u otro documento identificativo, ya que se aporta una prueba de vida y una validación del documento. Una vez se haga esta comprobación, este sistema ya queda activado.

Por tanto, no hará falta repetirlo cada vez que se desee realizar una gestión, por lo que los clientes ya tendrán la opción de llevar a cabo las operaciones que quiera sin inconvenientes. Hay que tener en cuenta que «los datos generados durante el proceso de onboarding se usan exclusivamente para la verificación de identidad y la seguridad en las gestiones más sensibles. Son tratados de forma segura conforme a lo establecido en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)».

De esta manera, a partir de ahora, tanto en Movistar como en O2, se ha conseguir ofrecer una solución avanzada para llevar a cabo operadores con información más sensible de manera segura y rápida. Como, por ejemplo, modificar algún dato de la información personal de un cliente, cambio de una cuenta corriente o contraseña, etc.

Este sistema está habilitado tanto vía online, como a través del canal telefónica y, por supuesto, de manera presencial en cualquier punto Movistar. Además, desde el operador español asegura que es «este es el primer paso de una operativa que a futuro podría emplear la biometría capturada (siempre que el cliente consienta su tratamiento) para acceder a determinadas gestiones solo con un selfi pero con la máxima protección ante deepfakes y otros ciberataques«.

Gran noticias para los clientes de Telefónica. Se trata de un movimiento que llega en un momento complicado en el que están creciendo los ataques y los robos de datos personales. Lo cierto es que es algo que deberían copiar cuanto antes el resto de operadores que ofrecen sus servicios en nuestro país.