Finetwork quiere cerrar la venta de su red de fibra propia

Finetwork quiere cerrar la venta de su red de fibra propia

Daniel Caballero

Finetwork negocia la venta definitiva de su red de fibra en España, que serían unos 115.00o accesos de red fija que tiene ahora el operador alicantino. Además de esto, también está ultimando el cierre de una financiación bancaria para afrontar su nueva etapa de crecimiento a lo largo de 2024.

Desde septiembre y con la venta de Vodafone a Zegona, lo cierto es que hay varias encrucijadas que se podrían resolver antes de que acabe el año. Estamos a las puertas de 2024 y Finetwork quiere cerrar tanto un préstamo bancario de entre 60 y 70 millones de euros, como la venta de su red de fibra óptica.

Y esto no es todo, ya que sobre la mesa del operador alicantino también está la negociación para renovar su proveedor mayorista de cobertura de Internet y móvil. Por lo que, en los próximos días o semanas, podríamos hablar de que la operadora cambia la red de Vodafone por la de otro operador.

Préstamo bancario y la venta de su red

De cara al 2024, Finetwork busca cerrar un préstamo financiero de entre 60 y 70 millones para comenzar su etapa de crecimiento como un operador móvil completo. Y para conseguir el resto de la financiación, la operadora alicantina también quiere vender su red de fibra óptica propia. En este caso, cuenta con unos 115.000 accesos de red, todos ellos ubicados en diferentes localidades de Levante y Toledo.

Si bien no se conocen muchos detalles sobre las posibilidades y tiempos aproximados en los que se espera cerrar la operación, la venta podría cerrarse entre los 10 y los 30 millones de euros. Y la supuesta idea de Finetwork es conseguir cerrar estos dos puntos en las próximas dos semanas, haciendo oficial este movimiento antes de que acabe el año o a principios de 2024.

CEO Finetwork

Hay que tener en cuenta que esto mismo se habló durante el pasado mes de septiembre. Mes en el que podrían haber comenzado las negociaciones de Finetwork para iniciar la venta de su red de fibra en España. Y todo con el objetivo de ser un OMV completo, sin tener una red propia y aprovechar la excesiva oferta mayorista que hay. De ahí que estén negociando con diferentes operadores el próximo acuerdo para reemplazar a Vodafone como proveedor o mantener con el operador rojo.

Por otro lado, al ser un operador móvil completo, tendrá su red de conmutación propia y podrá directamente mover el tráfico desde esta, es decir, emitir tarjetas SIM, tener su propia numeración, gestionar su roaming y la portabilidad. Todo esto supone un cambio importante, ya que conseguiría situarse al nivel de Digi y Avatel, dos operadores que son competencia directa del operador alicantino. Aunque, este paso se haría efectivo durante el segundo trimestre de 2024.

Nuevo contrato mayorista

Desde los inicios de Finetwork, la operadora ha estado usando la infraestructura de red fija y móvil de Vodafone. Incluso, antes de conocerse la venta del operador rojo a Zegona, se estuvo a punto de cerrar una renovación del acuerdo mayorista. Sin embargo, todo cambió desde ese momento.

En ese instante, comenzaron de nuevo a negociar con Vodafone (Zegona) y también con otros grandes, como es el caso de Telefónica y Orange. El contrato con la operadora roja acaba en 2024 y desde Finetwork ya aseguraron a mediados de noviembre que todas las opciones estaban abiertas: «Hay otros operadores que se han dado cuenta del potencial de tenernos a nosotros«, Óscar Vilda, CEO de Finetwork.

Y aunque están contentos con Vodafone, hay varias cartas sobre la mesa que podría suponer un importante cambio a partir del año que viene. Por lo tanto, en las próximas semanas queda por ver como acaban estas negociaciones a varias bandas y si finalmente apuestan por el operador rojo o por otra compañía telefónica.